La justicia es de quien la paga

Por Héctor Escalante

Hace una semana amanecimos con la noticia de que Javier Duarte se declaró culpable; previo a ello, su costoso equipo de abogados hicieron un trato con la PGR para llegar a un acuerdo que le beneficiara al ex gobernador de Veracruz y que su condena fuera beneficiosa para el ex mandatario veracruzano.

La condena para Javidú fue de 9 años de cárcel, con posibilidad de salir en menos de la mitad, es decir, en probablemente 4 años y una multa de 59 mil pesos. Es probable que esa cantidad la gaste su esposa, Karime Macías, en un solo día en Inglaterra.

A Duarte se le acusa, entre otros delitos, de haber desviado alrededor de 70 mil millones de pesos. Para dimensionar la cantidad de dinero, es prácticamente el presupuesto anual de la UNAM y del Conacyt juntos, de ese tamaño de afectación de recursos a los veracruzanos estamos hablando.

En México, la justicia beneficia a quien tiene el dinero para pagarla, a quien pueda desembolsar lo que cuesta un enorme equipo de abogados que le ganen la partida a la Procuraduría General de la República. La justicia ayuda al poderoso, aún cuando sea culpable, esa misma justicia puede hundir al que no tiene para defenderse, aún siendo inocente.

Casos existen en nuestro país todos los días. Hay, por ejemplo, indígenas que han sido acusados inocentemente y que después se les otorgó el perdón por no tener elementos para acusarlos como Alberto Patishtán, Jacinta Francisco, Alberta Alcántara y Teresa González. Todos ellos pisaron la cárcel injustamente y después de algunos años se les dijo “perdón” por no tener pruebas para acusarlos.

Aún así, se les acusó y se les fabricaron pruebas, porque en este país la justicia también fabrica pruebas para acusar inocentes y desaparece otras para perdonar a culpables. Ellos salieron libres, pero, ¿cuántos inocentes no están dentro de los penales por abusos de las autoridades?

Javier Duarte se declaró culpable, Javier Duarte saldrá de prisión en menos de 4 años, Javier Duarte desvío casi 70 mil millones de pesos y pagará de multa sólo 59 mil pesos, Javier Duarte es una persona que tuvo estos privilegios porque tiene dinero, dinero que no sabemos de dónde viene, pero al fin de cuentas es dinero para pagar la justicia, porque en México la justicia es de quien la paga.

Últimas palabras

El 50 aniversario de la matanza del 2 de octubre es relevante por todo lo que significó, no debemos olvidar el México de esa época para entender mejor el de hoy. Reconocer que nos falta mucho, pero que hemos avanzado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo