Breve diccionario de un baño

Por Eduardo Navarrete

Para ser leído con: “Smokin’ in the boys’ room”, de Mötley Crüe

Los diccionarios mienten: no se saben adaptar a la celebración del tiempo en un momento en el que es imposible hacer una lectura alfabética de la realidad.

Por eso, y como cada día es un vocablo, salvemos su honor replanteando significados y virtudes.

WC – Sitio en el que se resuelven las dudas ontológicas más profundas.

Repisas – Edificio inacabable destinado a sostener las sustancias para librar una batalla fútil frente al tiempo.

Tina – Olla express humana.

Toallas – Eco de la vestimenta en donde la moma se sigue quedando mona.

Rasuradora – Objeto que pide a gritos que la callen.

Cabello – Zacate craneal. Objeto de un raro aferramiento cuando cae y no vuelve, al grado de reacciones tan absurdas como memorables.

Secadora – Fúrico objeto que artificializa todo: tanto el hecho de generar aire caliente donde no lo hay, hasta dejar el cabello como no es.

Espejo – Lienzo ilusorio que refleja sólo una proyección. Y no, no estás gord@.

Pasta dental – Gusano blanco de olor penetrante y extraño que es objeto de estudio de conspiracionistas, todo por ese sucio flúor.

Calentador – Fiel servidor de las mujeres y su baño matinal. Preparación para sudar con agua como recompensa a haber despertado.

Regadera – Objeto que irónicamente se cierra, mientras se deja la llave mental abierta todo el día.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo