Mujeres rompiendo el techo de cristal

En el área profesional, las mujeres ganan en promedio (en todo el mundo) 23% menos que los hombres, por el mismo empleo.

Por Helios Herrera

En esta colaboración quiero honrar a las mujeres (aprovechando que es el mes que se enfoca en su salud, por cierto ¡cuídense, explórense y prevengan!), y hablaremos de la salud laboral de las mujeres. A lo largo de los años el papel de la mujer en el ámbito laboral ha evolucionado y ha marcado una diferencia transformadora para ellas y la sociedad. Actualmente muchas mujeres se enfrentan a un límite profesional para lograr acceder a puestos de alta dirección; rompiendo una barrera invisible conocida como “techo de cristal”.

El término “techo de cristal” se popularizó en los años 80, después de aparecer en The Working Woman Report en 1984, escrito por Gay Bryant. En un inicio este término era exclusivo del área empresarial; sin embargo, hoy en día también es popular en el ámbito de la política.

De acuerdo a Naciones Unidas, en el área profesional, las mujeres ganan en promedio (en todo el mundo) 23% menos que los hombres, por el mismo empleo. Dicho de otro modo, las mujeres cobran 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres. ¿Por qué esto debería ser así?

En Silicon Valley, la capital tecnológica de Estados Unidos, las mujeres ocupan tan solo uno de cada 10 puestos de liderazgo.

Según el documento Estudios Económicos de la OCDE para México 2017, las mexicanas ganan 16.7% menos que los hombres. Este mismo informe también dice que en nuestro país, menos del 10% de los puestos en los consejos administrativos están ocupados por mujeres.

Algunas mujeres (no muchas pero cada vez son más) han roto esta barrera con el emprendimiento demostrando que el liderazgo no es una cuestión de géneros, impactando en una saludable vida laboral. Según la SHCP:

  • 3 de cada 5 PyMEs que abren son lideradas por mujeres.
  • Las empresarias mexicanas aportan el 37% al PIB del país.
  • De cada 100 mujeres que solicitan un préstamo para invertir en su empresa, el 99% salda sus deudas de manera íntegra.

Según un artículo publicado por la UIC, algunas razones por las que las mujeres emprenden son:

  • 29% lo hizo por el deseo de tener un negocio propio e independencia.
  • 20% por la necesidad de elevar su calidad y nivel de vida.
  • 20% por el gusto y la vocación por el ramo.
  • 18% por la continuidad del negocio familiar.
  • 13% por pérdida del empleo, procurando el autoempleo.

Si eres mujer mis recomendaciones del día son directamente para ti, si eres hombre compártelo con las mujeres que te rodean, aquí van 4 tips prácticos para romper tu techo de cristal, salir de tu zona de confort, darte una salud laboral/profesional y modificar las cifras para que cada vez sean más mujeres desarrollándose con equidad en el ámbito laboral:

  1. Permítete ser protagonista. Una mujer puede hacer que las cosas sucedan, pero es necesario que mientras suceden las volteen a ver y les aplaudan por lo que están logrado, recibe ese reconocimiento con los brazos abiertos.
  2. Levanta la mano. El único camino al liderazgo consiste en ser más productiva y proactiva para los problemas (aunque no te toquen) que se presentan en el camino. Ofrécete para solucionar y aportar valor en donde laboras.
  3. Desarrolla habilidades distintas al resto. Lo que te hará indispensable en el entorno es saber hacer algo que los demás no (especialmente habilidades humanistas que tanto buscan en el mundo profesional), forja en ti la capacidad de solucionar problemas.
  4. Ten un buen equipo de trabajo. Esto te permitirá sentir confianza y seguridad que se pueden delegar las tareas para que todo salga bien. Identifica y aprovecha las cualidades de cada integrante para impulsar los resultados del equipo.

Mujer que me estás leyendo, ¿te atreves a romper el techo de cristal?

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo