Maduro no eres bienvenido en México

Por Mariana Gómez del Campo

El pasado fin de semana, el dictador venezolano Nicolás Maduro confirmó su asistencia a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador. Así lo anunció a través de su cuenta de Twitter el futuro canciller, Marcelo Ebrard. Lo increíble es que el gobierno entrante se haya atrevido a invitar –y después a cacarear– la confirmación de este personaje que se ha encargado de destruir a Venezuela. La indignación se hizo notar de manera inmediata en las redes sociales. Un enojo generalizado de periodistas, políticos, comunidad venezolana y población en general, levantamos la voz para manifestárselo a López Obrador.

Maduro se ha convertido en los últimos años en el máximo exponente del autoritarismo represor Latinoamericano.

Lee también:

La situación económica en Venezuela es desesperada. La inflación alcanzará este año la cifra de 1,000,000%. Según el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, más de 1.3 millones de venezolanos han dejado su país definitivamente en los últimos dos años.

En lo personal, me da vergüenza pensar que un cínico y descarado violador de los derechos humanos se atreva a pisar México. Es inaceptable que alguien que ha encarcelado y asesinado a venezolanos sea invitado al primer evento oficial del futuro Presidente de México, como si no hubiese historia. Me queda claro que se agotó la prudencia, ya no existen razones para que López Obrador oculte su simpatía por Chávez y Maduro.

Alrededor del mundo, los países comprometidos con la democracia hemos presionado en reiteradas ocasiones al régimen venezolano para que se respeten los derechos humanos. Ante su negativa, Maduro se ha quedado solo. Incluso el Parlamento Europeo y Alemania apoyan para que la Corte Penal Internacional juzgue al mandatario venezolano por crímenes de lesa humanidad. Con esta invitación, Morena le da una palmada en la espalda a un hombre que ha asesinado estudiantes, encarcelado a opositores, reprimido manifestantes y empobrecido al pueblo de uno de los países que, en su momento, fue el más rico de Sudamérica.

Lee también: 

No debemos aceptarlo. La presencia de Maduro es una afrenta a los mexicanos que por años hemos luchado por la democracia, los derechos humanos y las libertades.

Por todo esto, decidí emprender un esfuerzo para que todo aquel que quiera solidarizarse con el pueblo de Venezuela y que le llene de indignación la presencia del dictador Nicolás Maduro en México y quiera solicitar al gobierno electo retire la invitación a este personaje, firme la petición a través de change.org. Ya somos miles y miles los que lo hemos hecho. No debemos guardar silencio, tenemos derecho a opinar y manifestarnos de manera pacífica. Hoy le toca a los venezolanos padecer a un dictador, mañana podríamos ser nosotros los que solicitemos el apoyo del mundo entero. Ojalá me equivoque. Desde las redes sociales utiliza el hashtag #MaduroNoEresBienvenido.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo