¿Empresarios contra AMLO?

Por Juan Enrique Huerta Wong

Después de la decisión de AMLO acerca del cierre del aeropuerto de Texcoco y construcción del de Santa Lucía, los mercados reaccionaron negativamente y provocaron la depreciación de casi 1% del peso frente al dólar. Es sólo el principio de una larga batalla de los empresarios y las fuerzas del mercado contra México. Sólo hay un escenario negro para los jóvenes mexicanos. De los empresarios, quien pueda, se irá del país.

Es así la columna estereotípica de negocios. La misma que durante los últimos 40 meses, los peores de la economía desde hace más de dos décadas, nos quiso hacer creer que no son factores internos, sino externos, los que explican este comportamiento. ¿Se nos olvidó que en 2014 el peso mexicano valía 50% más frente al dólar, y que al frente del país sigue el mismo equipo que produjo esta devaluación, si hemos de creer que son fuerzas internas y no externas las que la han causado?

Porque las voces que antes dijeron que las causas de la debacle económica nacional eran externas y hoy son externas, resulta oportuna la publicación del Barómetro de Empresas 37 de Deloitte México.  Cada seis meses, Deloitte entrevista a 800 empresarios para captar el pulso de la opinión pública en este sector tan relevante para la vida nacional. La lección principal de este estudio es que sí hay preocupación, pero también expectativa, frente al aún Presidente electo.

El empresariado mexicano, de acuerdo con esta empresa representativa de los hombres y mujeres de negocios, se encuentra completamente dividido. Un 50% de ellos cuenta con una posición favorable para la política económica del Presidente electo, la otra mitad es crítica y piensa que el escenario es negativo.

Los empresarios piensan que las prioridades del gobierno electo inician con la negociación del Tratado de Libre Comercio de manera exitosa para México. La visión empresarial recuerda el tema, para quien se olvide de que aún hay aranceles que resolver frente al flujo bilateral y asimétrico de acero y autos. Reforma energética y control al crimen organizado continúan con las prioridades. 

Sí, los empresarios piensan que debió haber aeropuerto en Texcoco. Pero su opinión es que el reto de la infraestructura no es el principal en el país, ni se agota en Texcoco. Opinan que el principal reto a resolver por la nueva administración es la inseguridad pública. Otros retos incluyen la corrupción y la falta de acuerdo político.

Es decir, Deloitte México informa que los empresarios son ciudadanos de este país, y votaron por las mismas razones que la mayoría, recuperar la paz. Más allá de la infraestructura, lo que realmente inhibe la inversión local o extranjera es la suerte de guerra civil que México vive en prácticamente casi todo territorio. Escuchar a los empresarios tiene que ver con mejor infraestructura, pero de manera principal, terminar con el crimen organizado.

Ahora, una visión de contador. Cuando hablo con mi contador acerca de mis planes futuros y cómo es que tal o cual iniciativa traerán millones en el largo plazo, él sólo contesta acerca de ingresos y egresos reales en el corto plazo.

En Texcoco, el gasto era algo superior a 280 mil millones de pesos, y ahora las versiones de gasto fluctúan entre 60 y 120 mil millones. AMLO ha dicho que el aeropuerto de Texcoco costará 70 mil millones, y sabemos que el Tren Maya costará unos 80 mil millones en la primera etapa, la que AMLO piensa que puede inaugurar en 4-5 años.

En teoría un gran aeropuerto iba a regresar millones. Pero si sólo sumamos, como haría mi contador, tenemos por los mismos 280 mil millones, un sistema de aeropuertos, un tren turístico y los cimientos de un enorme centro comercial. Es la suma que quizá el equipo del Presidente electo tenga en la cabeza. Por supuesto la suma es imprecisa, por ahora no hay datos exactos de ningún lado. 

¿La infraestructura por sí aportará derrame económico de acuerdo con el libro de texto clásico en desarrollo? (Spillover hypothesis) Depende de qué año sea el libro. Si es reciente, esta hipótesis es confrontada. Si vivimos en el México de las grandes obras con PPS’s que han implicado mayor deuda sin crecimiento, más.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo