¿Eres esclavo de los clics y no te has dado cuenta?

Por Lourdes García
  • Product Owner de piggo
  • Lourdes García estudió Diseño Textil en la Universidad Iberoamericana y cuenta con una maestría en Business & Technology por Collective Academy.  Comenzó su carrera en el Mercedes-Benz Fashion Week y después dio un brinco al mundo financiero en 2014 incorporándose al área de marketing en GBM. Hoy encabeza el área de producto de piggo. Encuéntrala en twitter como @LouGarciaG

Sin duda, la tecnología ha llegado para brindarnos mejores oportunidades y soluciones a nuestra vida. Sin embargo, el uso que le demos puede beneficiarnos o todo lo contrario. Siempre dependerá de qué tan conscientes estemos al momento de utilizarla.

Hay que ser muy cuidadosos con todas las apps que tenemos a la mano en nuestro celular.  El comprar prácticamente cualquier cosa, desde ropa hasta aparatos para tu casa o pedir comida ha perdido tanta fricción que tomar la decisión no cuesta nada. Solamente, basta hacer un simple clic en la pantalla.

Seguramente te ha pasado que estás un domingo en casa con miles de opciones para comer o múltiples ingredientes para ponerte creativo y prepararte algo delicioso. Entonces, se te cruzan tus dos peores enemigos en ese momento: la flojera de prepararte algo (porque es domingo) y el antojo. ¡Ah, ese antojo que no te deja pensar en algo más! Tu primera decisión es sacar el celular, entrar a tu app favorita para pedir comida y en cuestión de 3 clics y 40 minutos llega a la puerta de tu casa.

Definitivamente, estás haciendo una especie de gasto hormiga sin darte cuenta. Lo malo es, ¡que no es hormiga! El monto promedio de una comida para una persona a través de una app, en general ronda los $200 mxn más el costo de envío. ¿Ya te diste cuenta? En 4 momentos de flojera se te pueden estar yendo cerca de $1000 mxn.

O ¿qué me dices de estar una tarde aburrido en casa y ponerte a perder el tiempo en tu celular? Te salen miles de posts con publicidad y podrías estar comprando cosas que quizá no necesitas en este momento y que a la larga te arrepentirás por el impacto que tendrá en tu cartera.

En resumen, ¿qué pasa cuando repites este tipo de acciones constantemente? Bueno, pues podrías estar teniendo un gasto fuerte mes a mes sin darte cuenta. Al tener tu tarjeta de crédito o débito conectada directamente podrías no estar visualizando el impacto que este tipo de compras tiene en tu cartera.

Lo más sensato, sería examinar si eso que estás a punto de comprar a través de tu pantalla, es algo que en realidad quieres o necesitas.

Sin duda, las apps resuelven muchas necesidades y nos evitan la pérdida de tiempo de salir a buscar lo que necesitamos, evitar filas y más. Pero no hay que perder de vista que siempre es bueno hacer un análisis de cómo las estamos utilizando y sobre todo la cantidad de dinero que estamos dejando en ellas.

Así que ya sabes, antes de darle tap al botón de comprar piensa muy bien qué otra cosa podrías hacer con ese dinero. Podrías estar perdiendo la sensación gratificante de irte de vacaciones a dinar de año o al festival de música que tanto has soñado.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo