¿Inicio de la Cuarta o de cuarta? 

Por Héctor Escalante

Esta semana comenzará lo que Andrés Manuel López Obrador ha llamado la Cuarta Transformación, no hay fecha que no se cumpla y el sábado 1º de diciembre el presidente electo tomará protesta, ahora sí como presidente constitucional y legítimo de verdad.

El próximo gobierno entra con números importantes de  aprobación, a pesar del desgaste que ha padecido en la transición y de disminuir sus números de apoyo, existen muchas expectativas tanto de sus seguidores como de sus críticos. El nuevo gobierno comenzará con muchos pendientes pero al mismo tiempo con grandes ilusiones de una gran parte de la ciudadanía, sin embargo con errores aun sin haber comenzado a gobernar.

Cambio de decisiones, pifias de los próximos secretarios, consultas fuera de la ley, falta de comunicación entre los legisladores y el próximo equipo de gobierno son algunos de los ejemplos que tuvimos que ver durante la transición, a pesar de eso López  Obrador tiene números que lo favorecen  de cara el inicio de su gobierno.

Una de las mayores críticas para el próximo gobierno radica en su poca capacidad para evitar la polarización que vive el país, mientras cualquiera apoye a Morena estará en lo correcto, sin embargo son absolutamente intolerantes a las críticas, peor aún, el próximo presidente y su equipo tachan de conservadores o fifís a quien no piensa como ellos, eso es lamentable, pues lejos de abonar a la unidad se empeñan en enfrentar al país.

Hacemos votos para que esa famosa Cuarta Transformación no se convierta en una Transformación de Cuarta, en donde no quepa la crítica, en donde no existan voces plurales, en donde el presidente sea intocable y omnipotente, en donde exista la censura, en donde un partido no tenga contrapesos. Los excesos y los gobiernos intolerantes le han hecho mucho daño a la democracia, tanto como la corrupción.

Después de años de campaña Andrés Manuel López Obrador accede al poder, además desde una posición inmejorable, pues no tiene prácticamente oposición que lo cuestione, el apoyo de sus bases es casi absoluto y la legitimidad con la que llegó no lo hubiese imaginado hace años.

El próximo gobierno ya no tendrá ningún pretexto, las decisiones serán suyas y el Congreso también lo es. Nada se impone entre lo que harán, eso es un riesgo sin  duda, pero así lo decidió la gente que votó por Morena. Todos queremos que  hagan un buen trabajo y que no termine siendo un gobierno de cuarta o de quinta. 

Últimas palabras

Pues parece que siempre sí tendrá seguridad el presidente López Obrador, al menos su esposa Beatriz Gutiérrez ya se lo recomendó. Una idea que tiene sentido, veremos sí hacen caso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo