La música mueve montañas

Por Jessie Cervantes

Hay personas que desde que nacen, son tocados por la gracia de la música, y no cabe duda de que Pepe Aguilar es quien más define este concepto. Ya han pasado muchos años desde que nos conocimos y cada que tengo la oportunidad de verlo y charlar con él, me llevo la mejor de las experiencias.

El pasado 24 de noviembre tuve, además, la fortuna de que este gran artista formara parte del Concierto Exa, en el que demostró por qué es que lleva tantos años vigente en la industria de la música, y fue bajo el techo del Foro Sol, donde encontramos la ocasión para conversar.

Un artista independiente, que guiado por su pasión a la música, se ha coronado como el músico número uno de nuestro país, conquistando además al mundo entero con su voz, sus composiciones y, sobre todo, su humildad.

La razón por la que me refiero a él como una persona humilde, es porque lo he visto entregarse a su público, pues dice que son aquellos que lo siguen, quienes determinarán cuánto tiempo le queda en la música, además de que –de corazón– agradece a cada instante que esa misma gente haya recibido con los brazos abiertos a sus hijos.

“Me siento muy orgulloso, me siento muy raro de que haya gente que esté tan interesada en mi hija. O sea, desde chavitos a los que les gusta, hasta señores que la siguen también, que la traten como la tratan, que la vean como la ven, como artista, es una cosa bien rara y, la verdad, me llena de orgullo”, son las palabras con las que –con voz fuerte y determinada– Pepe exclamó sobre el gran recibimiento que tuvieron sus hijos.

Y es que eso le ha dado también la oportunidad de seguir creciendo artísticamente, pues se ha ido renovando, ha escalado, ha superado retos y sigue de pie, como los grandes, sabiendo que llegó a la música para quedarse.

Ahora bien, el amplio mundo de la música, le abrirá los enormes brazos a Pepe Aguilar el próximo año, pues ya tiene en final bastantes proyectos que prometen sorprendernos más de lo que los treinta y tres años de trayectoria del artista nos han sorprendido.

“Tenemos un montón de cosas que iniciaron este año, el show a caballo Jaripeo sin fronteras, en Guadalajara, en Aguascalientes, aquí en la Ciudad de México, en Estados Unidos, que es una locura, y entonces bueno, pues ahorita ya tenemos todo preparado para el año que entra, los shows normales que llevamos haciendo más de 20 años, y ahora se suman los shows de mis hijos”, así que no me queda más que darle a Pepe Aguilar la patada de la buena suerte, para que siga cosechando éxitos, y moviendo al mundo con su música.

No cabe duda de que la música, así como la fe, mueve montañas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo