La 4ª transformación ya inició

Por Héctor Escalante

Esta semana nos encontramos ya instalados en la llamada Cuarta Transformación, Andrés Manuel López Obrador es ya por fin presidente de México. En su primer mensaje como presidente, en el Congreso de la Unión, fue duro contra los gobiernos anteriores, crítico y sin reconocer ningún acierto de los últimos años, polarizando como es su costumbre. Sin embargo, también fiel a su estilo, soltó el perdón a todos, porque se ve a sí mismo como el político que está por encima de todos, el que tiene el don del perdón.

Las siguientes horas han sido en ese mismo sentido, la de seguir polarizando a la sociedad, seguir en la batalla de “buenos contra malos o ricos contra pobres”, exhibiendo lo que llaman la opulencia, más como un acto de propaganda que como una crítica real. Esa crítica fácil, ese mensaje que en redes sociales aplauden sus seguidores, pero que no es otra cosa que simple propaganda política, ahora desde las instituciones oficiales como la Presidencia o la Secretaría de Hacienda.

Sin duda, esta estrategia simple de comunicación les da resultado, al menos en las primeras horas. Hoy nadie habla de los grandes problemas de la agenda nacional, sino de las puertas abiertas de los Pinos, hoy nadie habla de los primeros muertos del sexenio, sino de la venta del avión presidencial. Astuta estrategia, más no certera, pues ese gusto durará poco, porque en algunas semanas se pedirán resultados por las promesas que se hicieron, ahí veremos como actuará el gobierno.

Todos queremos que le vaya bien a México, por ende, a su gobierno, pero aplaudidores no necesita el país, antes los había para el PRI y no nos llevó a nada bueno, ojalá que los que entran aguanten esa crítica y entiendan que es mejor una buena crítica que un aplauso circense. La Cuarta Transformación inició con fiesta, con bombo y platillo, en una transición tersa como hace años no se veía. A partir de hoy las decisiones son suyas y el poder lo tienen, no hay pretextos y sabremos si son tan buen gobierno como oposición.

El país necesita que les vaya bien, las expectativas son grandes y el apoyo también lo es para el presidente de México. Por el bien de todos, esperamos que estén a la altura de la unificación y no se concentren en la división entre unos contra otros, porque aunque es una salida fácil para polarizar, no es la que necesita el país.

La Cuarta Transformación está ya corriendo su primera semana, hubo muchas promesas durante la campaña y veremos cuáles se cumplirán, las mediáticas ya se han dado a conocer, ahora necesitamos saber si las de fondo llegarán pronto.

Últimas palabras

El perdón les dio mucha felicidad a muchos priístas que dejan el gobierno, uno de los más corruptos de la historia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo