¿Dinero extra? Utilicémoslo a nuestro favor

Por Cristian Brito
  • Cristian Brito, Product Owner de GBMestudió Negocios Internacionales en la Escuela Bancaria y Comercial. En 2010 se integró al equipo de GBM como asesor financiero y tres años más tarde toma la posición de Product Owner en GBM. Escríbele en twitter a @GBM

Estamos en una época en la cual, por lo general, empezamos a reflexionar del cómo fluyó el año y sobre las decisiones que tomamos, con base en ello podemos hacer una retrospectiva personal e identificar las buenas ejecuciones o actos, así como aquellas en las que aún hay áreas de oportunidad.

Dentro de esas decisiones o temas tenemos las referentes a ahorrar y a invertir, es en este punto en el que podemos preguntarnos por ejemplo ¿mis finanzas fueron sanas este año?, ¿termine con alguna deuda o mejor aún con todas?, ¿logre ahorrar? O más efectivo ¿logre invertir para algún objetivo de corto plazo? O ¿por fin inicie la inversión que tanto he querido para mi retiro, casa, viaje o maestría? …si respondimos a alguna de las preguntas que sí, es importante reconocerlo y felicitarnos pues recordemos que el mejorar en este rubro trae un impacto positivo a nuestra vida; pero, en caso contrario si respondimos que no, es un excelente momento para reflexionar y comenzar a hacerlo.

Ahora bien, en este época no sólo reflexionamos, también recibimos cantidades de dinero extra o mayores pues llega el aguinaldo, el fondo o la caja de ahorro además de nuestro sueldo recurrente, con estas cantidades extras sería muy sencillo el gastarlo en todas las fiestas y reuniones que también se dan por la época (comidas, cenas, intercambios, regalos navideños, etc), lo no tan positivo de esto es que iniciando el año le echamos un ojo a nuestras cuentas y o gran sorpresa que nos llevamos al ver que ya estamos cortos o de plano ya esperando desesperadamente el siguiente día de pago, también nos podemos dar cuenta que aún tenemos deudas por saldar o que contrajimos deudas…lo que sucederá a continuación es que estaremos una parte del año o todo contando los días y cada peso, situaciones nada agradables pues el dinero se vuelve nuestro factor de vida y trabajamos para él y no que el dinero trabaje para nosotros. Evidentemente este escenario nada positivo aplica cuando respondimos que no a alguna de las preguntas anteriores, pero si respondimos que sí, pues ya sabemos que nuestra año fue mucho más tranquilo y pudimos disfrutarlo mucho más.

¿Entonces qué hacemos? Bueno ya que tenemos ese dinero extra, hagamos un plan para priorizar, por ejemplo, podemos tener aún deudas por pagar así que definitivamente debemos destinar una parte del monto total para dejarlas atrás, tengamos presente que así el dinero dejará de ahogarnos y aunque no eliminemos el total o nos lleve un poco más de tiempo siempre el dar un primer paso es mucho mejor que nunca hacerlo. Ahora bien, si ya hemos destinado una parte a las deudas o si ya estamos bien en ese tema es momento de destinar parte del monto al ahorro o para invertir, recordemos que en notas pasadas hemos platicado de las ventajas de cada una y también de algunas opciones para hacerlo, lo importante es identificar objetivos a corto, mediano y largo plazo para comenzar a trazar el camino para lograrlos.

Tal vez sacrifiquemos algunos regalos o salidas pero en verdad el mejor regalo podría ser el que nuestras finanzas inicien sanas y el destinar parte del dinero para objetivos más grandes, hagamos que el dinero esté de nuestro lado.

Lo más visto en Publimetro TV:

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo