Ahora que hay aguinaldo… más allá del colchón

Aprovechando estos días, u horas, en las que algunos tenemos un ingreso adicional, me pareció interesante presentar números sobre el uso de productos financieros en nuestro país.

Por Vicente Amador

Estamos en la época del año cuando se paga el aguinaldo. Como gran y esperado acontecimiento que es para muchos, los memes al respecto son muy simpáticos. Por ejemplo, uno en el que se lee, “Declaramos inaugurado el Guadalupe – Reyes. Que el aguinaldo y el hígado siempre estén con ustedes”. Otro, con el fondo de una persona bañada en llanto, dice: “Hoy es el pago del aguinaldo pero ya lo debo todo”.

Aprovechando estos días, u horas, en las que algunos tenemos un ingreso adicional, me pareció interesante presentar números sobre el uso de productos financieros en nuestro país. Me refiero a la tenencia de cuentas en un banco ─como son las de nómina o ahorro─, el acceso al crédito formal con las tarjetas de crédito, los seguros y las cuentas de ahorro para el retiro (Afore).

En México, 54 millones de personas tienen al menos un producto financiero, lo que representa el 68% de la población de 18 a 70 años. Poco más de 37 millones tienen contratada una cuenta en un banco o en una institución financiera; casi uno de cada tres tiene créditos formales; un cuarto de la población tiene seguro y cuatro de cada diez tienen ahorro para el retiro (Cfr. INEGI: ENIF, 2018).

Respecto a las cuentas, son las de nómina o pensión las que más hay; en cuanto al crédito, el producto que más personas tienen contratado es la tarjeta de crédito departamental o de tienda de autoservicio. Y en cuanto a los seguros, el que sobresale es el de vida, le sigue el del coche y finalmente el de gastos médicos (Cfr. Idem).

Una de las grandes innovaciones de los últimos años en el sector financiero ha sido la banca a través del celular, del smartphone, la cual tiene muchos beneficios porque, primero, no tienes que trasladarte ni hacer filas. Y a través de este servicio puedes, por ejemplo, verificar saldos, hacer depósitos, realizar inversiones, pagar tarjetas de crédito, pagar servicios como luz, agua, teléfono, impuestos, etc.

Pero, ¿qué tanto lo utilizamos los mexicanos? Únicamente 22% de las personas con cuenta en un banco o institución financiera tienen contratado el servicio de banca por celular (Cfr. Idem).

Los usuarios quienes no lo utilizan señalan que prefieren la sucursal, el cajero automático o la banca por internet. A ello hay que sumarle cierto temor a que te roben el celular, a equivocarnos en su uso y pensar que podríamos perder dinero, la renuencia al uso de la tecnología, la costumbre. Y es también un tema generacional: los más jóvenes lo usan más.

Los productos financieros son útiles para el acceso al crédito; sirven para estar preparados ante acontecimiento difíciles como la muerte o la enfermedad; te dan rendimientos por tus ahorros los cuales además están más protegidos que en el colchón. Para considerarlo, ahora que hay aguinaldo.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo