Nuevas miradas hacia el exterior

Al centro de estos cambios, se encuentra la meta de consolidar una verdadera política de Estado en el exterior.

Por Ricardo Monreal Ávila

La semana pasada, el Senado ratificó dos nombramientos clave para el desempeño y el despliegue de su nueva Política Exterior, el de la Embajadora Martha Bárcena y el del Dr. Juan Ramón de la Fuente. La primera, encabezará nuestra Embajada en Washington D.C., y el segundo, será el representante de México ante la Organización de las Naciones Unidas con sede en Nueva York.

La ratificación de ambos va más allá de una necesidad práctica y debe ser entendida como una pieza fundacional en la arquitectura de la nueva visión de este país. Es menester destacar que por primera vez una mujer nos representará en el Capitolio, lo cual no es un dato menor, considerando la importancia de que las mujeres no solamente estén presentes en cuanto a números, sino también en puestos de injerencia reales. Asimismo, De la Fuente es un fiel heredero de las tradiciones liberales diplomáticas de México, en particular de aquellos que nos han representado ante la ONU.

Los dos llegan en tiempos complejos para las oficinas que ocupan; la relación con Estados Unidos, como se sabe, ha sufrido un distanciamiento producto de roces ideológicos y políticos, mientras que la ONU se enfrenta a un mundo escéptico del multilateralismo, y por ende, de la utilidad misma de la organización. Sin embargo, la buena labor diplomática se labra justamente de éstas asperezas, ahora es cuando se deshechan mapas de rutas agotadas y caminos sin salida para trazar nuevas veredas al diálogo y vínculos a espacios comunes.

Al centro de estos cambios, se encuentra la meta de consolidar una verdadera política de Estado en el exterior. El Canciller Marcelo Ebrard, reiteró durante su visita al Senado la importancia de mantener cercanía con el Legislativo, consciente de la labor del mismo en la supervisión, estudio y aprobación de la política del Ejecutivo. Así, la actuación del país en el mundo será más coordinada, coherente y efectiva.

Estos nombramientos dan inicio a la transformación de México en el escenario mundial y son evidencia de que una mirada distinta guía este país; es hora de que en Washington, en Nueva York, y en el mundo también nos vean con otros ojos.

 

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo