Alfonso Cuarón y Netflix la mancuerna perfecta

Por Ricardo Tinajero

Creo que a la mayoría de los mexicanos nos da mucho orgullo ver cómo otro compatriota vuelve a triunfar en la Meca del cine, obvio, me refiero a Alfonso Cuarón con su controversial Roma. Aquí hay de dos sopas, o te gusta o no. En este punto les diré que soy de los de la segunda y les comentaré mis razones.

Sería muy bruto negar la estupenda fotografía, la cual el mismo Alfonso realizó, es impecable. La ambientación es sublime, delicada, meticulosa, no se le escapa nada, en serio ese era el México de los 70. Y así me podría ir desmenuzando esta cinta. Las actuaciones son muy buenas, el descubrimiento de Yalitzia Aparicio es con lo que demuestra el cineasta que no se necesita ser una experimentada actriz que cobre millones de dólares o en su defecto pesos para poder estar en una película que dé la vuelta al mundo.

Ya quisieran algunas de las “actrices” que salen en la tv y que son del más selecto grupo de “siempre las mismas” que las llamara aunque sea para que hicieran un cameo y que el mundo las conociera. Para mí, es darles una cachetada con guante blanco a todas y que les deja un mensaje muy claro: “miren, encontré a una mucho mejor que ustedes y que no se cree la octava maravilla”.

Eso fue una belleza. Volviendo al ‘pero', no sé, siento que le faltó algo, que no me dejó convencido del todo, se me hace lenta, hay escenas que ni al caso, como la del incendio del bosque. Pero esa es mi opinión y por eso no es para demeritar. Al contrario, exaltarla. En gustos se rompen géneros. Y lo que debemos aplaudir, y de pie, con una gran ovación, es que este mexicano es un chingón, así de sencillo. Que está abriendo las puertas en Hollywood para que otros le sigan los pasos. Felicidades Alfonso Cuarón y ansiamos que te lleves la estatuilla, en la próxima entrega del Óscar.

Y como fueron días de asueto, algunos anduvieron de viaje y otros disfrutando el hogar o la ciudad. Yo decidí estar en casa disfrutando de Netflix y les tengo que confesar de que me piqué viendo las cosas que hay ahí. Para empezar, no se pueden perder la serie de You ¡wow! Fue lo primero que pensé cuando me atrapó, desde el primer capítulo me enganché, es un joya. Lo bien escrita, las actuaciones.

Todo se desarrolla en Nueva York y el argumento es excepcional, trata de cómo Joe quien es un gerente en una librería, interpretado por Penn Badgley, se enamora de Beck, a quien le da vida la guapa actriz Elizabeth Lail. Es una relación que cada vez se va volviendo más enfermiza conforme avanza y claramente entiendes de lo que es capaz un sociópata enamorado de su víctima.

You vale la pena verla, como también es una maravilla la serie de El guardaespaldas, imaginé que sería una nueva versión de la que protagonizaron Kevin Costner y Whitney Houston en 1992. Pero no, nada que ver con esa historia. Puesto que se desarrolla en Inglaterra, cuando por azares del destino el sargento David Budd, quien es un veterano del Ejército en la guerra en Afganistán y debido a ésta padece un trastorno de estrés postraumático.

Después de salir airoso de ese país, lo encomiendan a ser el guardaespaldas de la secretaria del Interior de Inglaterra, Julia Montague. El meollo del asunto es cuando esta funcionaria quiere promover una ley que le da al gobierno el poder absoluto de intervenir las redes sociales para “prevenir” el terrorismo. Los roles principales están a cargo de los actores Richard Madden y Kekley Hawes.

Nunca me esperé a que una serie así me mantuviera pegado a la tv y me hiciera desvelarme noche tras noche. Con las intrigas, trastornos mentales, mezclados con escenas de acción y romance, es la combinación perfecta para que uno se vuelva adicto. En serio que Netflix ya se volvió la panacea del streaming. Por lo que llegué a una pregunta sencilla pero profundamente devastadora: ¿desde cuándo que no veo televisión abierta?

La respuesta fue sorprendente: fácil tengo casi dos años que no prendó la TV. Ojalá las empresas que hacen televisión en México empiecen a trabajar en lo que en verdad los televidentes queremos ver. Que piensen que estamos en el siglo XXI, que María Mercedes y los programas de revista (muy chafas, por cierto) ya no son atractivos. Ejecutivos, piénsenle tantito y vean que estas nuevas plataformas ofrecen una gran diversidad.

Los invito a que sugieran, comenten y también me recomienden, lo que les gusta. Mis redes sociales son: Twitter @Tinajas, Instagram @Tinajas75 y nos vemos la próxima semana.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo