La leyenda

Por Jessie Cervantes

La vida te da de pronto oportunidades que no puedes dejar pasar, que te marcan, que te hacen valorar lo que haces y ver basado en tu experiencia el ritmo que llevan los demás en una industria como la del entretenimiento,  un industria donde la fama y el ego sellan la vida de los protagonistas y prenden y apagan vidas.

Ir al rancho “Los 3 Potrillos” a visitar uno de los símbolos más representativos de este país y además una de las personalidades más importantes e influyentes en la historia de la música, Vicente Fernández, es una de las cosas que te van a quedar como anécdota para toda tu vida.

Empezamos platicando sobre sus inicios en el mundo de la música, de cómo buscaba a como diera lugar un espacio para poder expresar su gran pasión que es, cantar, de cómo comenzó ganando propinas llevando serenatas, buscando oportunidades en restaurantes y en cualquier lugar en el que pudiera entonar su voz.

Nos contó que el destino lo llevo a vivir entre Guadalajara y la Ciudad de México, de cómo las circunstancias lo llevaron a la pantalla grande en la época del cine de oro mexicano,  para después de perseverar en su carrera para llegar a firmar con la compañía de discos de toda su vida en ese entonces CBS (hoy Sony Music).

Hablando de los grandes ídolos de la música mexicana, el mismo Vicente Fernández reconoce en Pedro Infante al suyo, ya que siendo de épocas diferentes y siendo leyendas ambos las generaciones de hoy tienen muy presente a “Chente” como un icono de nuestra cultura mexicana y en cambio Pedro Infante lo reconocen por lo que le han visto en el cine a Pedro Infante lo marca la muerte y lo catapulta como el gran héroe del cine y la música de sus tiempos, pero que hubiera pasado si no muere en ese accidente, si hubiera seguido actuando y cantando, hubiera sido lo mismo?, eso no lo sabremos.

Lo que sabemos es que hoy Vicente Fernández es el personaje de mayor influencia para la música en México, el reconocimiento de los mexicanos es impresionante, lo quieren, lo cantan y lo tienen como el ídolo del pueblo. Entrar a su estudio “Rancho Viejo”, es entrar como a otra dimensión  es un lugar campirano en donde la música fluye entre vacas y caballos, en donde la música se crea bajo el manto del campo mexicano, ese que vio crecer al artista, ese campo que guarda su figura como símbolo para el mundo.

Escuchamos el nuevo material de quién en palabras del abuelo promete ser una gran estrella para la música ranchera, Alex Fernández, hijo del Potrillo, orgullo de Don Vicente quién se encuentra en pleno proceso de lanzamiento, aprendiendo de dos grandes y conociendo  el mundo de la música, claro que contar con el apoyo de la dinastía Fernandez en su carrera puede marcar una gran diferencia para los que solo comienzan.

Don Chente es el director ejecutivo del proyecto, es quien lleva mano en todo tipo de decisiones, mismas que seguro marcaran un camino perfecto para el disciplinado nieto. Es un disco bien hecho, purista de la música ranchera, que guarda las reglas, que no tiene errores, un disco bonito, un disco que ya empezó con el pie derecho ya que de salida su primera canción llego al lugar de honor en un par de semanas en la radio mexicana.

Queda claro para Vicente Fernández la música es su vida, esta claro que nació, vive y morirá cantando. Al final pude preguntarle cual era su canción favorita, de las cientos, de las miles que ha cantado en su vida, “por que fuiste tú” respondió y la que siempre me llega es “si acaso vuelves”, “la música ranchera es otro boleto, esa se tiene que sentir, no solo cantar” remató.

Detalle que nos queda claro por que para ser el pedazo de ídolo que es, el sentimiento y la emoción que le ha puesto a cada detalle de su carrera nos deja con la seguridad de afirmar Vicente Fernández, ¡Qué viva el Rey de la música ranchera en México! ¡Que viva el gran ídolo de México!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo