Dos meses de gobierno y contando

Por Héctor Escalante

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cumplió dos meses de gestión, durante este tiempo se han suscitado una serie de acontecimientos desfavorables y críticos sobre su actuar, a pesar de ello parece que el presidente puede andar con calma, los números que tiene aún lo favorecen.

López Obrador comenzó su gobierno, su propia historia como mandatario, y dio  inició a sus  particulares batallas,  por ejemplo  contra el “huachicol”,  la cancelación de las obras del aeropuerto, su postura en temas internacionales o su particular manera de gobernar con sus conferencias matutinas, donde el único que comunica es él mismo.

El presidente López Obrador ha intentado implementar su propio estilo de gobierno, su manera particular de comunicar podría exasperar a muchos, sin embargo, parece que sus bases están de acuerdo con ese particular estilo. Esa manera de decir una parte de la verdad, de acomodar las circunstancias a su favor o de hablar sobre una única realidad, la suya.

Por momentos vemos a un equipo sumamente limitado, más aún cuando el propio presidente los deja mal parados, cuando los cuestiona o los corrige, se ven desarticulados y sin estrategia, muchas veces acompañando al mandatario como si fueran un adorno y no un apoyo, la razón es simple, todo gira en torno a una persona, el presidente.

A pesar de todo, sus seguidores le brindan soporte, sus seguidores son sus principales defensores y promotores. El presidente López Obrador tiene voceros de sobra que no cuestionarán sus acciones ni movimientos, el presidente López Obrador tiene millones de seguidores que han firmado un cheque en blanco y ciegamente confían en lo que diga, dispuestos a atacar a quien consideren genere una crítica injusta a su líder, principalmente en redes sociales.

El presidente López Obrador lleva menos de 100 días de gobierno, pareciera que son más, podría ser que tantos años en campaña hubieran mermado los primeros días de su gobierno. A pesar de todas las dificultades, las pifias y las limitaciones de su gobierno como de su gabinete, el presidente puede caminar tranquilo, el apoyo que lo acompaña sigue siendo rotundo, las encuestas que lo acompañen los siguientes días lo demostrarán.

Últimas palabras

En el ánimo de la política de no intervención, México se está quedando solo por no tener una posición clara respecto a Venezuela. El canciller Marcelo Ebrard hablará con dos o tres personajes más, el resto del mundo no asistirá.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo