Puntos clave para invertir

Por Cristian Brito
  • Cristian Brito estudió Negocios Internacionales en la Escuela Bancaria y Comercial. En 2010 se integró al equipo de GBM como asesor financiero y tres años más tarde toma la posición de Product Owner en GBM. Escríbele en twitter a @GBM

El año sigue su curso y ya estamos en marzo, por lo que muy probablemente la famosa cuesta de enero ha quedado, casi en su totalidad, atrás. Si esa era la razón por la que no hemos iniciado con nuestras inversiones, o queremos hacerlo pero aún tenemos dudas, va siendo el momento de dar el paso e iniciar. Para eso, hagamos un pequeño resumen de las notas anteriores y de esa manera tener presente algunos puntos importantes a considerar.

1.Hagamos un análisis de nuestras finanzas;  identifiquemos si tenemos algún porcentaje que sea viable destinar a un objetivo de inversión o si debemos asignar primero una parte para terminar alguna deuda pendiente y entonces sí enfocarnos de lleno en hacer crecer nuestro dinero.

2. Siempre tracemos objetivos o metas concretas. Por ejemplo, no es lo mismo decir “para este año quiero irme de viaje” a decir “para este nuevo año quiero visitar Cancún, Costa Rica, Los Cabos”, etcétera. La diferencia radica en que poner un destino específico se traduce en mayor claridad para planear, pues podemos hacer un presupuesto muy puntual del dinero necesario así como de los ahorros y el tiempo que necesitaremos para alcanzar dicho monto. Otros ejemplos pueden ser pagar una deuda (o deudas), comprar una casa en cierta zona o con un monto específico, cambiar o comprar el auto equis, etc. El punto es ser más claros y específicos para poder tener una estrategia más efectiva.

3. Identifiquemos nuestra aversión al riesgo; esto definirá en parte los instrumentos más adecuados para nosotros. Recordemos que todo instrumento tiene un nivel de riesgo por mínimo que sea y es aquí en donde evaluaremos nuestra tolerancia a fluctuaciones; por ejemplo, hay instrumentos que diario suben o bajan de manera muy notoria, lo cual impacta nuestro monto invertido. Si no tenemos tolerancia a este riesgo, sólo estaremos sufriendo al ver estás variaciones; y aunque sea más factible que nos de un porcentaje mayor de ganancia, nuestra salud no estará muy contenta con ello durante el trayecto. Lo más adecuado será que miremos otras opciones menos fluctuantes que, sí, el rendimiento podrá ser menor, pero nosotros nos sentiremos más tranquilos. Entre más riesgo hay, mayor rendimiento y visceversa. También recordemos que los instrumentos de mayor riesgo son más adecuados para objetivos de mediano o largo plazo.

4. Aprovechar la gran oferta que existe hoy en día en el mercado, así como los diferentes montos requeridos para abrir un contrato. Esto es una gran ventaja, pues hace años era complicado que pudiéramos abrir un contrato de inversión, ya que eran necesarios muchos requisitos y los montos de apertura eran cantidades muy grandes. Hoy en día podemos hacerlo desde mil pesos, además de tener una gran oferta de fondos de inversión así como de acciones en directo. Es importante identificar el o los objetivos y el tiempo necesario para que se cumplan y así elegir los productos adecuados.

5. Informarnos. Siempre hay opciones y productos de moda, pero reconocer si realmente son adecuados para nosotros o son instrumentos que no se ajustan a nuestro perfil u objetivos, como las fibras, fondos, acciones en directo, criptomonedas, etc.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo