De calificadoras a calificaciones

Por César Cravioto

En las últimas semanas se ha dado un debate sobre las empresas que se dedican a calificar la economía de los países, empresas estatales y privadas. Las calificadoras Standard & Poor´s, y Fitch Ratings revisaron a la baja la calificación crediticia para Petróleos Mexicanos, Pemex y la marcha económica del país. Standard & Poor´s, ajustó de estable a negativa la calificación de Pemex.

En contraste, las recientes encuestas sobre la opinión de los mexicanos respecto al desempeño del presidente López Obrador y del nuevo gobierno, ha alcanzado niveles de popularidad del 70% en algunos casos y del 80 % en otros.

Esta tercia de calificadoras han sido críticas hacia los planteamientos del nuevo gobierno, pero hay que reflexionar varias cosas.

La reflexión sería: ¿Qué es más importante: la opinión del pueblo o la de un grupo de empresas que han tenido como antecedente aprobar deudas que luego son impagables para las economías de las naciones?

Si bien no hay que soslayar la valoración de estas calificadoras, lo más importante para un gobierno es la opinión de su pueblo, de la gente, de aquellos sectores que buscan mejores condiciones de vida, y eso es lo que está ocurriendo en el país.

Se está luchando contra un régimen caduco que ha dejado muchos pobres, mucha corrupción que se está combatiendo, y por alguna razón esto no lo ven bien las compañías calificadoras internacionales.

Hay que preguntarnos: ¿Qué intereses son los que representan las calificadoras? Seguramente no son los mismos que los de un pueblo.

 

*Cesar Cravioto Romero. Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo