Por donde lo vean… Revocación de Mandato, anticonstitucional

Por David Olivo

El gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, continúa en campaña electoral y parece que así seguirá, pero hay que dejar claro que frenar la parafernalia de auto-propaganda planeada por los teóricos de la Cuarta Transformación es prioridad. Y es que desde la aprobación de la Reforma de Revocación de Mandato en la Cámara de Diputados, el pasado 14 de marzo, mucho se ha dicho acerca de los avances a la democracia que profesa o del bienestar para la población que traerá.

No nos dejemos engañar. Este Proyecto de Decreto que piensan promover e impulsar en la Cámara Alta nada tiene de inocente o de cumplimiento con una filosofía purista encaminada a alimentar el alma. Más bien, busca encadenar la autonomía de los Poderes de la Unión a un único amo, quien mandata cada una de las acciones gubernamentales con las vísceras y a punta de descalificaciones.

Con los cambios planteados a los Artículos 35, 36, 73, 81, 83, 99, 115 y 122 de la Constitución, se plasma una estrategia que mantendrá al actual mandatario mexicano en las boletas el resto del sexenio, y eso que apenas vamos iniciando. Pues al parecer, en el mejor de los casos, se aprovechará el alto índice de popularidad del presidente para mantener la mayoría en el legislativo para 2021.

Cosa que no es para nada mínima, ya que en esas elecciones se jugarán los curules de 500 diputados, la gubernatura de 13 entidades, además de distintos presidencias municipales. Con estas fichas de su lado, el titular del Ejecutivo bien podría hacer lo que quisiera con el país sin preocuparse por sus molestos críticos o de los tan nombrados pesos y contrapesos de la política mexicana. Nada le importaría.

Por otra parte, la propuesta establece un rango mínimo de participación para asumirla como vinculante, lo cual sin duda parece un plan de reserva en caso de sufrir una disminución en su popularidad en los próximos años. Es decir, actualmente la ley reconoce la validez de un proceso si alcanza un 40 por ciento de la Lista Nominal, sin embargo con los cambios propuestos sólo faltaría un 25% de la misma para considerarla en vigor.

Con estos ajustes bajan la bara para que las Consultas presidenciales, que tampoco están dentro de las atribuciones, se acerquen a ser consideradas válidas. Tan sólo los resultados lanzados en las Consultas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y de la Termoeléctrica de Huexca alcanzaron menos del uno por ciento de participación cada una, lo cual, de acuerdo a lo mandatado en la ley, sería muy poco para considerarla fidedigna para alguna acción directa a la gobernanza.

También debemos mencionar que el proyecto de Reforma plantea un atropello a las libertades ciudadanas, debido a que usurparía una de las funciones del pueblo. Ello a causa del Artículo 40 de la Carta Magna, donde se instruye sólo a la voz popular la capacidad de solicitar una Consulta o, en su caso, una Revocación de Mandato.

Por donde lo vean los aliados de AMLO, este tema convoca actitudes autoritarias que poco favorecen el actual mandato o cualquiera posterior, ya que en los casos donde se ha establecido se conformaron regímenes dictatoriales. En ese sentido, podemos hablar de Venezuela, Bolivia o Cuba, entre otros, casos en los que la Revocación de Mandato perpetuó a sus gobernantes.

Al establecer esta propuesta dentro de la Constitución quedaría difuso el límite entre la actual gestión y la venidera, ya que al ganar el Proceso en 2021 estaríamos hablando de una reelección que bien podría permitir la participación de López Obrador para 2024. Sería un Proceso Electoral trianual disfrazado de evaluación de desempeño presidencial. No lo podemos permitir.

Sin duda, este es un tema que da para mucho análisis, pero habrá que esperar a los resolutivos en la Cámara de Senadores, donde legisladores de Acción Nacional ya se encuentran sobre este asunto, estudiando cada una de sus vertientes. También en tiempos de la 4T se debe seguir construyendo y fortaleciendo en pro de un México libre y de instituciones sólidas.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo