El arte de no perder el foco

Por Jessie Cervantes

Es muy raro encontrar a un artista que además de ser figura mundial esté siempre metido en cada uno de los detalles de su vida profesional. Es más raro encontrar a uno que sea un apasionado de la radio, de las listas, de la forma en que se venden sus espectáculos y en cómo se promocionan.

Porque a ningún músico y/o artista le gusta ver sus conciertos vacíos; eso hace que se generen cualquier cantidad de dudas en torno a su carrera, de esas dudas que no le gustan a nadie, que incomodan y que luego los llevan a cambiar todo.

Enrique Iglesias, desde que despegó en este complicado mundo, dejó un legado impresionante que lo sigue a donde vaya, pues sin importar el ritmo y la letra, cada álbum y sencillo, pareciera quirúrgicamente elegido para convertirse en un hit. Y ha demostrado que ese éxito, por sobre todas las cosas, lo mantiene firme, con los pies en la tierra y enfocado en su principal objetivo, que es hacer música guiado por la pasión.

“Yo sigo haciendo lo que a mí me gusta hacer, que es esto, la música. Me encanta escribir canciones, me sigue conmoviendo muchísimo cuando escribes una canción que sientes que realmente tiene algo especial y esa magia y esa energía que sientes cuando la escribes que dices: ‘Ojalá que todo mundo pudiese escuchar esto en este instante, en este momento’. Y feliz de poder estar en una posición como la que estoy, privilegiada. Siempre lo he dicho y lo voy a seguir diciendo, si me hubieses dicho a mí hace muchos años, cuando apenas comencé, que iba a poder estar aquí haciendo esto después de tantos años, te hubiera dicho que era imposible; nunca me lo hubiese imaginado”.

No cabe duda, de que estrellas como Enrique Iglesias, son quienes dejan las mejores enseñanzas, pues ha demostrado a lo largo de 24 años de trayectoria que los tropiezos te hacen más fuerte, para que cada que te levantes lo hagas con orgullo y, sobre todo, que sigas a tu corazón y hagas lo que te hace feliz.

“Hoy en día cuando doy un concierto y me pongo a cantar las canciones del inicio de mi carrera, o de hace unos años, y luego las que estoy haciendo, me llena de felicidad, porque veo que han habido cambios y también que si en algunos cambios he acertado, en otros no, pero lo bonito es que he ido evolucionando y eso a mí me gusta, personalmente, más allá de que haya escrito alguna canción que haya sido un fracaso o haya sido un éxito. Por supuesto prefiero que sea un éxito, pero también para llegar a esos éxitos tienes que fracasar muchas veces”.

Después de años de trascendencia, la era digital se apoderó de todo, incluso de la música, haciendo que ahora todo esté al alcance un clic, y aún cuando no fue sencillo, Enrique supo como manejarlo, y se ha convertido en uno de los líderes del pop de habla hispana.

“Hoy en día, con la tecnología no hay cosa que no puedas decirle a tu público, a tus fans, todo pùedes decírselos directamente, apretando un par de botones y por supuesto antes era mucho más difícil. También la industria ha cambiado mucho, porque del 95 al 2019, te pones a pensar y no sólo ha cambiado la manera en que te comunicas con tus fans, sino también ha cambiado la forma en que la gente escucha la música, pero, aunque todo ha cambiado, lo importante es que la música permanece y yo creo que eso nunca va a cambiar”.

Mas no importa cuanto terreno gane la tecnología, ya que un artista de su talla puede estar seguro de que, en todos sus shows, volteará hacia el público y revivirá las razones por las que se dedica a la música.

En la actualidad, son pocos quienes logran quedarse, pero estoy seguro de que Enrique Iglesias, continuará con el legado que le ha tomado años construir, y dejándonos saber que la música, así como la vida misma, es un misterio que te embellece el alma.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo