El rock de toda una vida

Por Jessie Cervantes

Si algo he aprendido de la música en todos estos años, es que es un fenómeno moldeable que se adapta al gusto y al alma de cada individuo.

Desde sus inicios, el rock ha forjado su historia y hoy en día es uno de los pocos géneros que ha logrado romper brechas generacionales y mantenerse vigente en todas y cada una de sus formas.

Con el paso de los años, el rock en español comenzó a tomar fuerza; no sólo en América Latina, sino en el resto del continente. Los Caifanes, a lo largo de 33 años, han puesto en alto el nombre de nuestro país, dejando en cada concierto un pedazo de su esencia. En cada canción y disco que sacan entregan todo para que sus fans sigan de la mano con su historia.

Tuvieron que pasar algunos años para que Caifanes entrara a un estudio y grabara un tema inédito, algo que ya era esperado por años y por miles de fervientes seguidores del rock nacional.

En entrevista, comentaron:

“Pues sí hubo mucha expectativa, incluso empezando por nosotros mismos, de estar tocando primero y ver cómo la gira fue un territorio de reconocimiento entre nosotros y ver qué estaba pasando. Luego está todo lo de estos comentarios de ‘por qué no graban, porqué no sacan algo nuevo’, pero nosotros no quisimos entrar al estudio hasta no sentirnos con las ganas de hacerlo, no por ningún compromiso, no porque tengamos que sacar un disco o una canción.

“Y afortunadamente la emoción llegó a nosotros, llegó y dijimos, tenemos ganas de entrar al estudio, y es algo muy importante, porque las ganas son una credibilidad, dan un compromiso y hay una responsabilidad hacia lo que tú crees y quieres hacer”. 

Sin embargo, su ausencia en los estudios de grabación no significó una pausa ni en su carrera ni en los escenarios, donde muchos nos sentimos privilegiados por poder vivir la oportunidad de escucharlos totalmente en vivo, y ver como en cada show se dan el lujo de innovar y buscar la manera de siempre sorprender a su público.

Por tal motivo, los aguarda un increíble show dentro del Museo de Memoria y Tolerancia, una presentación única y nunca antes hecha, donde alrededor de 300 espectadores se darán lugar para disfrutar de un performance de lo más íntimo al puro estilo del rock de estos grandes.

Lo mejor de esta presentación, es que Caifanes tocará con los sentimientos a flor de piel, pues la cercanía con su público es mayor que cuando abarrotan enormes estadios, es aquí donde pueden darse la oportunidad, no sólo de ser escuchados, sino de escuchar las exigencias de sus admiradores.

“…es posible que exista de nuevo como ese acercamiento con la gente porque, bueno lo que hemos hecho recientemente, por llamarle de alguna forma “así de pequeño”, es decir, tocando para 200 o 300 personas, tiene un carácter tan intimo y te sientes, no se, pero yo me siento mas observado por 300 que por 70 mil”.

Y es de esta manera, que Caifanes ha logrado obtener una insignia en la memoria de mexicanos, latinos, chicos y grandes; que se ha ganado un lugar en el corazón del rock y en el alma del mundo, pues la música mueve montañas, y Caifanes ha avanzado con ellas.

La música es testigo, de que los sueños se hacen realidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo