La brecha tecnológica: una nueva desigualdad

Por Ricardo Monreal Ávila

Una de las grandes maravillas de la tecnología moderna, es que nos permite ver el mundo más allá de nuestras experiencias diarias, nuestro entorno y los grupos sociales de los cuales nos rodeamos. Tener conexión móvil al internet, también nos permite participar en una serie de actividades productivas, desde ventas hasta negocios, además de poder fácilmente acceder a servicios, a entretenimiento y por supuesto, a una gran cantidad de conocimiento acumulado que existe gratuitamente hoy en internet.

Asimismo, las nuevas tecnologías de inteligencia artificial, de análisis y concentración de datos, de automatización y de realidad virtual, generan para las empresas capaces de producirlos, ventajas inimaginables ante competidores tradicionales. Por ende, no poder participar dentro de estos nuevos sistemas genera una desventaja masiva, particularmente en un mundo en el cual están siendo automatizadas una gran cantidad de labores. Es cierto que alrededor de la orbe millones de personas continúan haciendo trabajos que podrían hoy hacer algunas máquinas, pero cada vez se enfrentan a una mayor pauperización ya que el bajo costo de la nueva maquinaria relativa al costo de pagar salarios, es económicamente más viable.

Esta denominada, “brecha tecnológica” apunta a la diferencia económica entre aquellos que pueden acceder a las nuevas tecnologías y aquellos que no. Varios indicadores señalan que la acumulación de riqueza de los estratos privilegiados continúa multiplicándose, según el Foro Económico Mundial, el 1% más rico del mundo es dueño del 82% de la riqueza del mismo. La desigualdad es una realidad que ha sido parte de la historia de toda sociedad, aunque no siempre se ha vivido de la misma manera o bajo las mismas consideraciones.

La brecha tecnológica es un nuevo reto que debemos asumir en el Siglo XXI, porque únicamente continuará profundizándose si la ignoramos o buscamos negarla.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo