Breve diccionario de la contaminación

Por Eduardo Navarrete

Para ser leído con: “Pollution”, de Mjesto Henn

Los diccionarios mienten: no se saben adaptar a la celebración del tiempo en un momento en el que es imposible hacer una lectura lineal de la realidad. 

Por eso, y como cada día es una oportunidad para salvar tus pulmones, salvemos el ambiente replanteando significados y tendencias. 

Polución – Presencia de componentes nocivos en el medio ambiente, efecto del descuido generalizado de quienes habitan y destruyen ese lugar como extraño testimonio de habitarlo.

Efecto – Segundo de dos fenómenos en línea, sucediendo el efecto a la causa sin consideración para el azar ni para la generación espontánea en este flujo natural. Dicho de otro modo: mereces lo que recibes. Parece igualmente comprensible que quien divorcia esta relación entre dos elementos, suponga que la fuerza causante de todos los maleficios provenga del Dios Imeca.

Lluvia – Experimento social en el que se provee de esperanza a quien, sin recato alguno, tiró basura. Arte de recibir en la cara los desperdicios que pensó, se desintegrarían.

Negación – Enfermedad que se contrae al exponerse a la ignorancia crónica.

Actividad física – Peligrosa condición en la que, por haber ensuciado el suelo que habita, el animal ha de andar con cuidado. 

Contingencia – Castigo autoimpuesto (aunque festejado por niños y escolares) que al desconocer la causa, se sobrelleva con impaciencia pero con memes.

Comunicado – Estrategia maestra para hacer frente a una situación complicada.

Partícula suspendida – Estructura de la física que evidencia un desorden gravitatorio que amenaza los pulmones y la perspectiva.

Cambio climático – Fábula inútil para quien el corto plazo y los billetes son su faja reductora de preocupaciones.

Imeca – Deidad prehispánica responsable de aleccionar al necio ciudadano que ignora que ensuciar su propio hábitat puede llegar a ser nocivo para sí mismo. El castigo consiste en dejarlo vivir ahí.

Conciencia – Expresión de una mente lúcida interrumpida por la importancia personal y la ignorancia del sentido común: contaminación mental.

Autoridad ambiental – Cualidad de aquel suertudo que siente que no corre peligro y ocupa su tiempo en cosas más importantes, como ver su propia agenda en beneficio personal.

Respirar – Don y beneficio que por haberse tornado mecánico hoy se añora y sobre todo, se lamenta.

Autoevidente – Misterio no entendido por quien contamina. 

Clima – Materia prima con la que uno puede presumir su condición de estar con vida.

Futuro – Nota de caución que recuerda lo inútil que es la voluntad sin acciones drásticas, acordes a situaciones con dicha magnitud. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo