Claudia Ramírez y Karla Iberia Sánchez compartiendo conocimiento a otras mujeres extraordinarias

Las dos conectaron con el público inmediatamente y eso lo comprobamos porque nadie uso el celular mientras duro este encuentro.

Por Ricardo Tinajero

Este fin de semana salí a conocer Atlixco. Casi todos hemos escuchado este nombre y algunos sabemos que está en el estado de Puebla. ¿Pero qué es lo que podemos encontrar ahí? Este pueblo mágico fue uno de tantos que quedaron muy dañados por el sismo del 19 de septiembre de 2017. Les contaré lo que viví.

Este lugar se encuentra a 157 kilómetros de la CDMX, o sea unas dos horas y media; “Atlixco de las flores” porque así también es conocido y en verdad tiene un clima envidiable, en donde se puede cultivar todo, casi parecido al de Cuernavaca. Este pintoresco lugar se sitúa en las faldas del volcán Popocatépetl. Viajé con un grupo de amigos, llegamos en la noche del viernes. Caía un tormentón tremendo. Y obviamente moríamos de hambre. En lo que cenamos y contábamos nuestras peripecias para salir de la ciudad, que eso sí es mortal en viernes. La mía fue haber pagado 500 pesos de Uber y casi tres horas de trayecto para poder llegar a la terminal TAPO; esta vez queríamos vivir la experiencia de viajar en autobús y no manejar.

El punto es que cenamos rico en un restaurante del centro, en los merititos Portales del Zócalo. Compartimos la mesa con la actriz Claudia Ramírez, el artista plástico Alejandro Pintado, la periodista Genny Escalante, el publirrelacionista Pepe Zepeda, el empresario y periodista Roberto Ariza (que fue el que nos llevó) y su servidor. Después de charlar y degustar unos mezcales, nos fuimos al hotel, que por cierto era una maravilla, Hotel Butique Alqueria, ya que la atención, la comida, instalaciones son de primera por lo que pensé que los serían un ojo de la cara, ya que era muy elegante, pero no, mi sorpresa fue que todo es súper económico.

El sábado en la mañana ya descansaditos y con las pilas completamente recargadas, desayunamos y en eso llegó la colega Karla Iberia Sánchez que junto con Claudia iban a dar una charla sobre Mujeres Extraordinarias. Ya sintiéndonos más en confianza y platicando de todo, nos dirigimos al lugar donde sería la ponencia. Un enorme domo enmarcado por el casco de una hacienda dentro del pueblo. La organización de diez: el sonido, el escenario de primera y la gente estaba muy emocionada por conocer a estas dos mujeres con una profesión extraordinaria (así las definiría yo). Claudia es una mujer sin filtros y como decimos, es neta, pero con una fuerza para defender lo que piensa, y cada uno de sus argumentos siempre tiene un sustento, es una mujer muy culta como Karla, siempre objetiva, sincera en su forma de expresarse, ecuánime y aguerrida.

Las dos conectaron con el público inmediatamente y eso lo comprobamos porque nadie uso el celular mientras duro este encuentro. Contaron lo que es ahora la mujer, que tienen que ser congruentes, defender sus ideales, seguir sus sueños; contaron anécdotas las cuales hicieron reír y conmover a la audiencia. Al bajar del escenario se tomaron fotos con todos, con un enorme gusto todas las presentes salieron tan agradecidas como la maestra Lupita de más de 70 años, quien en lo personal dirigió unas palabras hacia ellas llenas de sinceridad y amor “agradezco porque traen una pequeña brisa a un desierto, para que brote una pequeña planta llena de aprendizaje”, les dijo.

Fue un momento lleno de emoción que nos conmovió a todos los presentes. Al final de la charla nos llevaron a comer a un restaurante de cocina típica del lugar llamado Vica el cual maneja platillos de autor con fusiones inimaginables, que sólo utilizan ingredientes que se consiguen a 30 kilómetros a la redonda, es decir productos que se producen en la región.

No les tengo que decir que era delicioso. Y si no me creen, chequen mi Instagram @tinajas75 y verán de lo que les hablo. Y cómo ya les comenté que sólo se consume lo que producen cerca, la coctelería es a base de mezcal y cerveza. Muy recomendable. Para cerrar con broche de oro nos llevaron a cenar a un lugar en el zócalo lleno de ambiente y música, donde los comensales pueden bailar y degustar deliciosos platillos poblanos. Lo que aprendimos de Atlixco es que son productores de Mezcal, cecina, flores y pudimos conocer muchos lugares históricos. Así que cuando tengan planeado salir a pueblear vayan a este mágico y tradicional sitio, esos sí, se van a enamorar de ese pueblo mágico y van a querer regresar muy pronto, como me pasa a mí.

El próximo tres de julio el teatro Telcel se llenará de color y sabor cubano, porque llega el “Tropicana” de Cuba. Es el show del mítico cabaret de la “isla del sabor” que tiene una gran historia, ya que por su escenario han pasado íconos de la música como Libertad Lamarque, Celia Cruz, Frank Sinatra sólo por mencionar algunos. Pero ahora estará en México, con más de 70 integrantes entre músicos, cantantes, bailarines, te trasportaran a esa vieja Habana llena de color y ritmos como la salsa, chachachá, mambo y más. Los boletos ya están a la venta, sólo será una corta temporada, así que no se pueden perder este guapachoso show.

Los invito a que me sugieran, comenten y también me recomienden lo que les gusta. Mis redes sociales son: Twitter @Tinajas, Instagram @tinajas75 y nos vemos la próxima semana.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo