Este gobierno mejorará la seguridad

Por César Cravioto

El asesinato de los dos jóvenes universitarios, de 22 y 29 años, ambos durante la semana pasada son hechos lamentables. La inseguridad es un tema prioritario que tiene a la sociedad mexicana muy preocupada, y ciertamente es una obligación del estado garantizar la seguridad.

A partir de los asesinatos de Norberto Ronquillo y Leonardo Avendaño, se ha montado una campaña en contra de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, perfectamente orquestada por adversarios que no quieren y no les gusta que cambien las cosas en la ciudad y en el país.

La inseguridad es un tema muy delicado y difícil; fue la propia Norelia Hernández, madre del joven Norberto Ronquillo quien dijo que el asesinato de su hijo no debe politizarse y pidió a los ciudadanos no dejarle todo al gobierno.

La impunidad galopante de gobiernos anteriores es la que nos ha llevado a la situación de inseguridad en la que estamos actualmente. Durante las administraciones de los ex presidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, ésta fue permeando a los cuerpos policíacos, al Ejército, a la Marina, a la Secretaría de Seguridad Pública Federal y también a los órganos locales.

Baste mencionar los secuestros del hijo del empresario Alejandro Martí, de la hija del exdeportista Nelson Vargas; de la hija del empresario Eduardo Gallo, además del secuestro masivo de 13 jóvenes en un bar de la colonia Juárez, el caso Heavens, ocurridas en administraciones anteriores.

Ni la ciudad de México, ni el país se han vuelto más inseguros después del cambio de gobierno. Obviamente hay más presión. Entre las razones por las cuales se ganó, estuvo justamente que la gente está esperando que el gobierno actual resuelva el problema de la inseguridad.

Sin embargo, debemos estar conscientes que este no se resolverá en los próximos meses, sino que se trata de un proceso paulatino, y tengo la seguridad de que se entregarán resultados positivos.

La jefa de gobierno se ha comprometido a que en la Procuraduría de Justicia capitalina se reforzará el tema de inteligencia y el equipo quedará sólido. Ha sostenido que el tipo de delitos que ocurren obligan a trabajar en materia de inteligencia y la labor de la Policía de Investigación y judicialización de los casos es fundamental para detener a los delincuentes.

Los índices de inseguridad, delincuencia e impunidad comenzarán a bajar con el saneamiento de las policías, la aplicación de cada uno de los programas sociales del nuevo gobierno y el seguimiento expreso y puntual a casos tan condenables como los ocurridos con los jóvenes Norberto y Leonardo hasta que se demuestre que en este gobierno no hay impunidad.

En días recientes Andrés Manuel López Obrador mostró su respaldo a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, en medio de la crisis por el secuestro y posterior asesinato de Norberto Ronquillo.

El cambio no será inmediato, pero sin duda alguna, se encontrará y castigará a los culpables del asesinato de los dos jóvenes. Juntos combatiremos la inseguridad y la impunidad en la capital del país. Que no quepa duda.

Lo expresado por nuestros columnistas no representa la postura de Publimetro 

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo