Urna electrónica, confianza democrática

Por David Olivo

El mundo cambia de forma presurosa a cada instante con innovaciones que prometen facilitarnos el diario vivir, pero que sobre todo llegaron para quedarse, permeando cada actividad humana con la certeza y confianza de una máquina. Sin intervención humana en muchos de los procesos, con una precisión alejada del cansancio de las personas que a la larga comenten errores no malintencionados, pero al final errores.

Y en estos momentos tan vitales para la vida democrática, los avances tecnológicos llegan fuerza a los sistemas electorales como los auditores imparciales que podrían garantizar comicios con una alta confianza en los Procesos mexicanos.

Las Urnas Electrónicas son el futuro de la participación ciudadana y negarlo sería como intentar hacerlo con la existencia del Sol o la Luna, porque estás máquinas, probadas ya en varias partes del mundo, abonarán rapidez en el conteo de los votos, así como la certeza que cada sufragio cuenta y cuenta bien. Es cierto que no todo depende de la construcción de las computadoras sino que también el papel de los desarrolladores será de vital importancia.

En México está claro que la organización a la cabeza de estos avances es el Instituto Nacional Electoral (INE), quien desde hace tiempo desarrolla los sistemas de monitoreo, softwares y hardwares adecuados para lanzar esta propuesta que ya está en las agendas. La votación electrónica se coloca poco a poco como la piedra angular del nuevo sistema electoral no sólo dentro de nuestro país sino a nivel mundial.

Donde tenemos ejemplos como la India, declarada por muchos como la democracia funcional más grande de la historia humana. Este país celebró la séptima y última de elecciones el 19 de mayo pasado con un Padrón de casi 900 millones de personas, de las cuales 66.4 por ciento es analfabeta. ¿Cómo lograron los éxitos que ahora presumen?

La respuesta en gran medida se encuentra en las Urnas Electrónicas, mismas que cuentan con un diseño simple y la capacidad de recopilar los votos de 2 mil votantes. Medidas efectuadas contra el fraude electoral. En los comicios de la India se instalaron poco más de un millón de casillas para un elección compleja con cerca de 8 mil candidatos dentro de las boletas digitales.

Otros ejemplos son Bangladesh, donde Sheij Hasina resultó ganadora de los comicios para el puesto de Primera Ministro; Brasil; Filipinas, nación donde el fraude está casi erradicado; y Perú.

Mientras tanto, en nuestro país la puesta en marcha de la Urna Electrónica podría ver su aplicación práctica al reducir el financiamiento partidos políticos y la implementación del voto electrónico con lo cual se podría ahorrar en materia electoral unos 7,000 millones de pesos.

Con este cambio, el consejero presidente del INE, Córdova Vianello, señaló en la Cámara de Diputados que podría ahorrarse alrededor de 2,500 millones de pesos. Habrá que esperar, pero hasta el momento tanto la oposición de Acción Nacional como los partidarios de la actual administración concuerdan en su aplicación. Al menos en eso la 4T está de acuerdo con el México institucional del siglo XXI.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo