Las promesas de campaña

Por Héctor Escalante

Es común que los políticos hagan promesas incumplibles, parecería lógico que los ciudadanos esperen promesas que se puedan lograr, sin embargo, en la última campaña presidencial, el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador hizo una serie de promesas que no podrán concretarse.

No se trata de tener buena voluntad ni de falta de entusiasmo para resolver las enormes problemáticas de un país, simplemente es que en muchos retos hay muchos frentes que se deben afrontar con estrategia e inteligencia.

López Obrador se comprometió a resolver el problema de la seguridad desde el día uno de su gobierno. Argumentó que hablaría con los delincuentes e incluso que apelaría a hablar con sus mamás para que los llevaran por un buen camino y los alejara del crimen. Dijo: “que las madrecitas nos ayuden con sus hijos”.

Mucha gente votó por AMLO porque auténticamente creyó que resolvería el problema del crimen organizado de la noche a la mañana. Nadie puede negar la conexión que tiene el mandatario con sus seguidores, aquellos que no le refutaran nada. Sin embargo, fue un engaño jugar con ese sentimiento de auténtico de apoyo, el hoy presidente siempre supo que no sería una realidad, no en el corto plazo.

De hecho, el primer semestre de este gobierno se ha convertido en el más violento en nuestro país en los últimos sexenios. Se registraron 17,500 asesinatos, según las cifras oficiales. Aunque el Presidente diga que tiene otras cifras, necesariamente tendrían que contradecirse respecto a las propias oficiales de su gobierno.

Los retos que enfrenta el país son muchos, deseamos que el mandatario deje de hablar de datos alegres, que deje de dar información a medias o imprecisa, que deje de prometer lo que no se pueda cumplir. Los ciudadanos deseamos tener a un gobernante que nos diga la verdad, que exprese con certeza el camino que se va a recorrer y dé datos reales de la situación actual.

Las promesas incumplibles en campaña hacen mucho daño, no deberían existir y los políticos deberían de parar con estas prácticas añejas. Sin embargo, el mismo daño hace tener a un presidente que niega lo innegable y sigue prometiendo lo incumplible. Porque los ciudadanos que le dieron su voto pensaron que todo sería distinto, que sería mejor, hasta ahora no es así.

Últimas palabras.

La oposición parece que sigue de vacaciones. Al menos encontramos un buen pronunciamiento de Gustavo Madero, ojalá sean más proactivos.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo