Seis meses de la 4T

Por David Olivo

El tiempo se termina para la administración del presidente, mientras los focos rojos continúan incrementándose para México. No para el primer mandatario, sino para los mexicanos, para la economía, para los aliados estratégicos, para un país que se acerca peligrosamente a un abismo a seis meses de haber iniciado una supuesta Cuarta Transformación.

Pero la realidad es que el cambio prometido se encuentra lejos, en otra dirección junto a los “otros datos” que Andrés Manuel López Obrador se ha empeñado a citar para descalificar a cualquier voz disidente en las ya habituales mañaneras. Desde donde desmantela a su antojo todo lo que le parece “malo”, corrupto y neoliberal, lejos de los fríos datos duros que podrían mostrarle la verdad de un país al borde de la incertidumbre.

Y es justo en la estadística donde la crítica se vuelve más certera, pues la inseguridad alcanza índices preocupantes que tiñe de rojo tanto las gráficas como las calles. Pues de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el primer trimestre de 2019 hubieron más de 2 mil 800 homicidios cada mes, lo que representa un aumento del 9.7 por ciento respecto al mismo periodo de 2018.

¿Dónde está la seguridad que prometió, señor presidente?

En este momento, existe un alto impacto en el semáforo delictivo nacional y un incremento en los secuestros, que en mayo alcanzaron los 107 casos; extorsiones, 697 en el mismo periodo; y narcomenudeo, 5 mil 938. Habrá que esperar los datos del segundo trimestre.

El pretexto del Gobierno es el de siempre: El cochinero heredado por las anteriores administraciones. Pero ¿hasta dónde termina su periodo de prorroga? ¿Cuándo inicia la responsabilidad de la 4T?

Ahora, ya cuentan con la Guardia Nacional que tanto se empeñaron en construir y no existe pretexto para no alcanzar resultados, pues la oposición, encabezada por Acción Nacional, aportó a la discusión con argumentos sólidos y apoyó la propuesta en cuanto le pareció válida.

No obstante, la primera misión del nuevo cuerpo policiaco federal se encuentra en los caprichos de Donald Trump y no en las necesidades nacionales, pues el mandatario norteamericano nos tiene condicionado el libre comercio con ellos, si no ponemos alto al tema migratorio con Centroamérica.

Hasta el momento, se ha desplegado cerca de 26 mil elementos de la Guardia Nacional para resguardar la frontera sur, dejando el problema de la inseguridad para otro momento más conveniente.

Ahora bien, los golpes auto inducidos por la administración de la 4T son consecuencia de sus políticas apresuradas que a cada instante erosionan el panorama económico y comercial nacional, gestionando calamidades donde no las había. Pues en medio del enfrentamiento con EUA y la aprobación del T-MEC surgió un reclamo de la empresa canadiense TCEnergy que en 2015 inició la obra del gasoducto Texas-Tuxpan.

Dado que el director general de la CFE, Manuel Bartlett, desconoció este lunes costos por 890 millones de dólares en este proyecto, el embajador de Canadá en México, Pierre Alaire, mostró su preocupación por el incumplimiento de México con los contratos expedidos hace casi tres años, vía Twitter.

Este asunto se presenta en un momento en que Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, aún no envía el T-MEC a su parlamento, incrementando la tensión con los socios comerciales más importantes para México. Pero para el jefe del Ejecutivo mexicano nada de esto parece representar un problema y se niega a dar respuesta a sus adversarios, dado que para el esconden perversas motivaciones que no merecen la pena ser esclarecidas.

Esto sería válido, sólo que existe un pelo en la sopa de AMLO dentro de la Carta Magna. En el artículo 134 se indica que los recursos económicos dispuestos por el Gobierno Federal deberán ser administrados con eficiencia, eficacia, honradez, pero sobre todo con transparencia. Aspecto que encadena al presidente a explicar cada una de las acciones realizadas con presupuesto federal con detalle.

Tanto así que debería extender una amplia aclaración sobre la cancelación del Aeropuerto de Texcoco que de acuerdo a estimaciones del IMCO implica un costo de 270 mil millones de pesos tomando en cuenta gastos externos a la construcción.

Este proyecto; en el cual se invirtió cerca de 100 mil millones de pesos hasta su cancelación, 60 mil millones en infraestructura y 40 mil millones en gastos no recuperables; será sustituido por la remodelación de la Base Aérea de Santa Lucía, donde se carece de estudios de impacto ambiental.

Hasta el momento Santa Lucía cuenta con cuatro suspensiones definitivas que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) busca impugnar para continuar con el desarrollo del complejo.

En el procedimiento de la primera suspensión, la SCT turnó el recurso al Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Segundo Circuito con sede en Naucalpan, Estado de México, sin embargo aún falta por considerar el patrimonio arqueológico, histórico y paleontológico de la zona.

Son estas arbitrariedades desde donde el discurso de la 4T empieza a agotarse, pues en lugar de construir hacia el futuro, empeña la palabra de México ante el mundo y las futuras generaciones de mexicanos. Desprotegiendo a los organismos públicos con recortes injustificados capaces de desaparecer opciones para la libertad de pensamiento. Este es el caso del IMER, donde esta semana se puso a prueba a la ciudadanía.

Este histórico Instituto anunció este lunes la cancelación de entre 38 y 53 proyectos, derivado de la falta de liquidez para cumplir con la nómica de 240 personas que serían despedidas el 1 de julio. El primero en dejar su silla vacía fue el periodista Ricardo Raphael quien hizo pública la precaria situación.

La respuesta fue casi inmediata, ya que fueron los escuchas quienes defendieron este espacio al levantar la voz a favor de contenidos alternativos difundidos en más de veinte emisoras. Y los cuestionamientos no tardaron en llegar a las mañaneras, donde el presidente fue confrontado ante este problema que, según él, desconocía.

Estamos a seis meses de gobierno y parece que los pretextos terminaron. La responsabilidad es suya presidente.

Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad exclusiva de los autores y no reflejan necesariamente las de Publimetro

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo