Policía Federal, se resiste al cambio.

Por César Cravioto

Nunca portaron la bandera de la mayor honestidad, y ahora resulta que elementos de la Policía Federal protestan y se resisten a ser parte de la Guardia Nacional donde habrá disciplina, controles y una nueva forma de trabajo para combatir la lacerante inseguridad en el país.

Fue una institución que a todas luces violó derechos humanos.Fueron represores. Recordemos Nochixtlán, Oaxaca; donde al menos seis muertes fueron atribuidas a la Policía Federal que portaban armas de fuego; recordemos la complicidad de policías federales en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

No olvidemos el caso de Tlatlaya, donde el enfrentamiento entre la Policía Federal y civiles dejó 22 muertos. Recordemos el caso de Tanhuato, Michoacán donde la Comisión Nacional de Derechos Humanos reportó que agentes de la Policía Federal ejecutaron arbitrariamente a 22 personas. Recordemos San Salvador Atenco y Texcoco, los días 3 y 4 de mayo del 2006, donde se dieron torturas sexuales contra varias mujeres, golpizas y detenciones arbitrarias.

Recordemos la masacre de Apatzingán, el 6 de enero de 2015, cuando uniformados atacaron con armas de fuego a civiles desarmados que se manifestaban en el palacio municipal, y la orden fue: “Mátenlos como perros”, según documentos del organismo nacional.

Baste decir que entre 2012 y 2016 elementos de la Policía Federal incurrieron (y se presentaron denuncias) en al menos 55 casos de tortura, desaparición forzada, tratos crueles, agresión sexual, ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias en distintas entidades del país, tal como revelan las estadísticas difundidas por la CNDH. Otro dato: la Policía Federal es la corporación de seguridad pública que ha recibido el mayor número de recomendaciones por violaciones a garantías.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana han asegurado, que al interior de la Policía Federal hay vicios y algunos miembros han sido corrompidos por el crimen organizado. AMLO ha ordenado investigar además a fondo los actos de corrupción.

Los datos duros son reveladores: se pagaron 2 mil 458 millones de pesos por la compra de un sistema de inteligencia conocido con el nombre de “Rafael” por el que en la actualidad el gobierno mexicano adeuda mil 303 millones 540 mil 400 pesos a la empresa. La Secretaría de Función Pública, (SFP) detectó que no existe expediente de contratación de “Rafael Advanced Defense Systems” , y los recursos de la partida 33701 se usaron “con urgencia” y sin justificar solvencia presupuestal.

Además, la Auditoría Superior de la Federación, (ASF) detectó deficiencia en el ejercicio de los recursos para hospedaje, alimentación y apoyo logístico en despliegues táctico-operativos con pagos por 8 mil 108 millones de pesos sin haber contado con la evidencia documental para tales gastos. Un caso más es el de la auditoría en la cuenta Pública 2014 donde se encontraron pagos duplicados a 46 servidores públicos al interior de la Policía Federal que recibieron recursos por concepto de pagos de operatividad, viáticos y alimentación.

Queda claro: ¡No tuvieron llenadera para robar!

El gobierno ha especificado que no está pidiendo la renuncia de ningún elemento de la Policía Federal para su posterior integración a la Guardia Nacional.

A pesar de sus protestas -relacionadas a lo que habrá de suceder con los grados y la antigüedad de sus cargos-, el gobierno ha asegurado que “los elementos de la Policía Federal que sean asignados a la Guardia Nacional conservarán sus rangos y prestaciones…así como el reconocimiento del tiempo de servicio para efectos de sus antigüedad”.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ha asegurado, a su vez, que no se tolerarán en la Guardia Nacional violaciones a los derechos humanos, ni abusos en el uso de la fuerza. Recuperar la paz y la seguridad será nuestra prioridad”, tuitearon.

…pero ahora resulta que agentes de la Policía Federal se sienten agraviados, y piden que AMLO les ofrezca una disculpa “ por el daño moral que les ha causado”; como si los angelitos fueran un alma de Dios antes de su paro. ¡¿Cómo ven?!

Está claro que Felipe Calderón y su ex secretario de seguridad, García Luna están atrás de todo este entramado.

Llegaron al colmo de que uno de los policías federales en protesta asegurara que quería al expresidente Felipe Calderón como su líder sindical. El exmandatario externó su simpatía con los insubordinados y el conjunto de las fuerzas armadas, mismas que ejercieron alarmantes niveles de corrupción a lo largo de su administración.

Fue el primero de junio de 2009 cuando se creó la Policía Federal dotada con facultades de investigación de delitos cometidos, incluida la posibilidad legal de intervenir llamadas telefónicas en pesquisas relacionadas con el crimen organizado. “En el camino se echó a perder y se contaminó de corrupción”, asegura el presidente López Obrador.

“Si la Policía Federal se “echó a perder”, ¿entonces para qué la quieren dentro de la Guardia Nacional? Hago votos porque esto se resuelva en paz; que a policías se les restituyan sus derechos: bonos, seguro médico, prima de riesgo, gastos. Mi solidaridad”, reviró Calderón en días recientes.

Los guiños de Calderón hablan por sí mismos…Si huele a pollo, parece pollo y sabe a pollo: ¡Es de pollo!… según sugiere el viejo refrán.

La opinión de nuestros columnistas no expresa la de Publimetro

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo