Las estrellas digitales

Por Jessie Cervantes

Es evidente la influencia de la tecnología en cada uno de los aspectos de nuestra vida; sin embargo, la música en este mundo globalizado ha sido favorecida en muchos aspectos.

Es increíble la relación que mantiene la música con el desarrollo de tecnologías y nuevas plataformas digitales, ha ido formando parte indispensable de nuestro día a día, convirtiendo a los artistas emergentes en fenómenos musicales. Y así es como la música va acomodándose a la nueva realidad en la que vivimos, dándonos como resultado, miles y miles de talentos que han tenido la suerte de ser descubiertos y que hoy ya son un éxito global.

Austin Mahone representa a uno de los artistas de esta nueva generación de esos que nacieron de las plataformas digitales, de esos que con un clic llegaron vía YouTube a todo el mundo y supieron cómo conquistar con su talento, el complicado y diverso mundo de las redes sociales con base en canciones, mismas que primero fueron grandes covers y despues éxitos originales.

Él es un artista de talla mundial que sabe perfectamente que se enfrenta a un constante reto y que, a pesar de su corta edad, se ha adentrado a lo más profundo de su pasión, empezando su legado en el pop actual.

Si bien, Austin Mahone ha declarado que le encanta visitar nuestro país, también es una realidad que México lo recibe entre gritos y expresiones de amor a su música, a su forma de ser, pues desde que ascendió en las listas en todo el globo terráqueo se ha conducido con humildad a donde quiera que va.

La inspiración de este joven llegó de esos artistas íconos del pop que han llevado una carrera impresionante en este género. “Yo crecí escuchando a Drake, Usher, a muchas de esas influencias musicales que enmarcan un antes y un después en el pop, pero también me encanta la música country, ese género fue mi primer amor, lo que me acercó a querer dedicarme a esto”, son palabras con las que el cantante reconoce la fuente de su inspiración.

Mahone no esperaba que sus videos en la red lo convertirían en lo que es ahora, y que eso mismo lo llevaría a trabajar de la mano de artistas mundiales como Pitbull, quien le sirvió para adquirir más conocimientos, para aprender y confirmar que ser músico era lo que quería ser el resto de su vida.

“Es una de las grandes personalidades con las que he trabajado y le aprendí mucho, tengo el privilegio de llamarlo mentor. Él siempre te enseña que hay que estar en constante aprendizaje, que siempre hay que estar trabajando, porque él sabe muy bien lo que hace, sabe de todos los negocios que hace y siempre hay que seguir aprendiendo, siempre hay que mejorar y, sobre todo, hacer lo que te gusta”.

Y no cabe duda de que ha aprendido demasiado, ha sabido mantenerse, renovarse y seguir subiendo, porque la cima no tiene límite y él es prueba grande de que los límites te los pones tú mismo, pero que perseverar y trabajar duro en lo que amas, te llevará lejos.

Austin espera volver más pronto de lo que imaginamos a nuestro país, para compartirnos un pedacito de su pasión, que siempre nos haga recordar que la música define meramente nuestra existencia en el mundo como lo define a él ante sus fans en el mundo.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo