Una semana con grandes, Ofelia Medina, Mercedes Pascual y Brad Pitt

Por Ricardo Tinajero

En verdad reafirmo el dicho que dice “Reportero que no tiene suerte, no es reportero” y digo esto porque tuve una semana llena de logros en mi carrera y en mi vida personal que me dejaron una huella muy, pero muy profunda en mi corazón. Tuve la oportunidad de ver a la gran actriz Ofelia Medina en “Cada quien su Frida”, puesta en escena que se presenta en teatro Wilberto Cantón.

Está acompaña de César Romero y la puesta en escena también cuenta la gran voz de Cecilia Touseint, este espectáculo se vuelve una caricia al alma con esos recuerdos de antaño, con la música que nos presentan; pero lo que más me gustó es que pude ver a esa gran actriz que ha encarnado por muchos años a la pintora más representativa de México y que le ha dado la vuelta al mundo con su nombre, y me refiero Frida Kahlo.

Como periodista por fin tuve esa fortuna de ver a esa leyenda, porque pocas veces puedes ver a estos “monstruos del escenario”, cómo yo les llamo, los puedes ver así, cerquita, oyéndolos respirar, viendo como le prestan vida al personaje, una auténtica belleza. Sólo se presenta los miércoles a las 8:30 pm.

Y como dije al principio, en esta profesión hay que tener suerte, pues la repetí, ya que fui el más afortunado y privilegiado porque de repente asistí a un evento donde me llamó la atención de que no había colegas míos ahí. Y dije, ¿qué raro? La cita era a las 12:00 horas en la sala Héctor Mendoza, de La Compañía Nacional de Teatro. Que es la cede de esta institución cultural; para presenciar el homenaje póstumo a una gran actriz que dejó un gran legado con letras de oro en el teatro de este país: Mercedes Pascual.

Llegue 11:45, y cuando empecé a ver qué llegaban personalidades como Ricardo Blume, Ana Karina Guevara, Angelina Peláez, Julieta Egurrola, Adriana Roel, Zaide Silvia Gutierrez, Luisa Huertas, Laura Padilla, Enrique Singer, Oscar Narvaes, Arturo Beristain, Mercedes Olea, entre otros. Al entrar al recinto, había en el escenario una pantalla con la foto de esta bella actriz.

Entonces el primero qué pasó a dar unas palabras fue el director de esta honorable institución que es el maestro Enrique Singer, el cual se dirigió hacia ella como un estandarte de este bello arte y que fue un pilar para el sindicato de actores independientes. Luego pasó el director Martín Acosta quien fuera el último coordinador escénico que la dirigiera, y la recordó con un cariño muy especial, una vez terminado, prosiguió su hija Mercedes Olea que más que recordar a la actriz, recordó a la madre excepcional que tuvo.

Era tal su emoción, que más de uno se unió a ese llanto que era inevitable al recordarla. Así con el nudo en la garganta, desde su butaca, se levantaron, Luisa, Zaide, Arturo, Óscar, y varios más, para celebrar la vida de la amiga, y de paso contar alguna anécdota. Cuando terminaron, se apagaron las luces, para dar paso a un video contando la historia de la actriz. Mientras transcurría, pensaba, en verdad no puedo creer que esté sentado entre estos histriones, participando de este homenaje y que fuera el único de mi gremio que lo presenciaba.

Me llamo la atención que son una comunidad solidaria y que los que estaban ahí, estaban porque querían estar, despidiendo a la compañera, amiga y maestra. Al terminar se encendieron las luces y se le dio un aplauso de pie tan fuerte que seguro llegó a ese lugar donde ahora está disfrutando de la eternidad.

Y para cerrar, les cuento que tenía que hacer la cobertura de la alfombra roja de la película “Once Upon A Time In Hollywood” donde participan Brad Pitt, Leonardo DiCaprio que es la novena película de Quentin Tarantino, y según él será la penúltima de su carrera. Se tenía previsto que Pitt y director vendrían para promocionar la cinta. Pero un día, Tarantino canceló. Así que la cita para todos los periodistas a la alfombra era a las 16:00 horas.

No les quiero decir que éramos más de un centenares colegas entre reporteros, camarógrafos, fotógrafos, influencers. Todos queríamos algunas palabras de este actor. Se había estipulado que la alfombra comenzaba a las 19:00, pero se adelantó 30 minutos. Cuando anuncian que Brad ya estaba llegando, los fans no lo podían creer. Llego con un traje y camisa beige, con sombrero a tono.

Uno a uno les iba firmando el póster, la película, libro o lo que fuera, bueno, hasta selfies se tomaba si se lo pedías. Tardo 45 minutos en llegar a dónde nos habían colocado a la prensa. Yo pensé, “neta que ya ha de estar fastidiado y no querrá dar ni una palabra” y que me calla mi bocota. Pues el señor se paró, se dio un momento para tomar agua, para eso le tire la primera pregunta.

¿Cómo te sientes en tu segunda visita a México? ¡Y zas,  me contestó! Otro compañero le pregunto sobre su segunda participación con Tarantino, a lo cual respondió tan amablemente que con esas dos preguntas valieron la pena la espera de tres horas y media. Me llevo una cosa en mi cabeza. Qué sencillez de ser humano, qué sensibilidad hacia su público, por eso es grande Brad Pitt. Ojalá muchos “actores” mexicanos aprendiera un poquito de humildad de este.

Los invito a que me sugieran, comenten y también me recomienden lo que les gusta. Mis redes sociales son: Twitter @Tinajas, Instagram @tinajas75 y nos vemos la próxima semana.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo