“Nunca te rindas”

Por Jessie Cervantes

Con la incursión de las plataformas digitales al mundo de la música, es más sencillo arraigarnos a un género en específico y eso hace que nuestra mente no se abra a las posibilidades de disfrutar de la música en un formato diferente. Por fortuna, lo que más abunda en el planeta es música, y dentro de ella existen miles de géneros y subgéneros hechos al gusto y la medida de cada individuo que habita la Tierra.

Tal es el caso de Lindsey Stilring, quien fue creciendo con un sueño muy claro en mente, convertirse en una violinista destacada. Spolier alert: ¡Lo logró!

Esta joven promesa de la música comenzó su tan exitosa carrera en el ámbito clásico, con muchos obstáculos, sin embargo, lo más increíble de esta mujer es que enfrentó esos tropiezos desde su propia trinchera, y luchando con sangre, sudor y lágrimas, cumplió su sueño.

Stirling comenzó a escribir su historia cuando asistió por primera vez a una audición en el famoso reality show estadounidense America’s got talent, recibiendo críticas que estuvieron a punto de acabar con su carrera. Y es en este punto donde Lindsey demostró que ser joven no es sinónimo de debilidad, pues con la fuerza de un millón de asteroides, se repuso de ese duro golpe y trabajó duro para convertirse en quien ahora es.

America’s got talent fue una experiencia horrible porque pasé por una situación realmente embarazosa, que incluso me hizo pensar en no subirme a un escenario de nuevo, pero luego pensé en que no podría darme por vencida de esa forma y debía seguir. Y lo hice, seguí y volví a los escenarios, y presenté y entendí que NUNCA NADIE debe decirte quién eres, ni mucho menos decirte que no eres suficiente, porque la gente tiene su opinión, pero en realidad la única opinión que se necesita para triunfar en la de la voz en tu interior que te dice que sigas adelante, y en verdad estoy muy agradecida conmigo por no haberme rendido”.

Esas palabras de la artista me dejaron atónito, pues la fortaleza y la voluntad de la artista, determinaron todo su camino y le abrieron paso a incluso compartir escenarios con personalidades enormes del mundo de la música como Céline Dion y John Legend, sintiendo en cada pieza que emana de su violín un pedacito de su sueño hecho realidad.

Y no estamos hablando de cualquier sueño, estamos hablando de una lucha que comenzó cuando Lindsey tenía tan sólo 5 años, cuando esa pequeña imploró en casa tomar lecciones de violín, y aunque cuando uno es niño las aspiraciones que se tienen son diferentes, la realidad es que jamás se apartó de su visión y poco a poco, fue sintiéndolo más cercano a ella, más suyo.

Es por ello, que esta gran mujer avanza con estandarte de perseverancia y según sus palabras, – no tienes que estar donde están los demás, hay que salirse la caja pues el mundo necesita gente que se atreva a atreverse –, y a decir verdad, es una de las formas más sabias que he escuchado para referirse al esfuerzo.

Es impresionante la forma en que las redes sociales empujan al público a conocer de cerca la pasión de los artistas, y gracias a ellas y al desmesurado talento de Lindsey es que ahora, puedo afirmar sin temor a equivocarme que es una artista mundial, que si lo desea llegará aún más lejos.

Hace apenas una semana, la violinista supo como conquistar tierra azteca; pues aquella noche del sábado 10 de agosto, la estadounidense fascinó a poco más de nueve mil personas que acudieron con admiración al Palacio de los Deportes para escuchar la magia que hace con su instrumento.

El sonar de sus cuerdas, emocionaba cada vez más al público, que melodía tras melodía causaban ovaciones enteras. Y no cabe duda que la parte más emocionante de la noche fue cuando interpretó de la forma más emotiva el clásico “Cielito Lindo” una canción que ha roto fronteras mundiales, al igual que su música.

Además de demostrar que la audiencia mexicana es de las más implacables, ha sabido dejar marca en la consciencia de las personas, diciéndonos en cada nota musical que los sueños si se cumplen.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo