La Presidencia del Senado debe ser Institucional

Por Vanessa Rubio Márquez

La persona que preside el Senado de la República es el representante en México y en el extranjero de las y los 128 Senadores de la República.

De acuerdo con el reglamento, quien preside la Cámara Alta, está encargado de conducir las sesiones del Pleno, conceder el uso de la palabra, vigilar por el orden de las discusiones, aplicar las sanciones cuando correspondan y garantizar que se respeten los derechos de las y los Senadores y de sus grupos parlamentarios.

Más allá de lo que dice la normatividad, es importante de la presidencia la capacidad de escuchar, dialogar y acordar con un alto sentido de responsabilidad e institucionalidad con los representantes de los ocho partidos políticos que hoy día forman parte del Senado, además de un legislador sin grupo parlamentario.

La persona que ocupa la Presidencia del senado a veces enfrenta situaciones complejas, donde los ánimos se exacerban, el debate es intenso y llega a haber desorden, por lo que debe aplicarse de manera estricta el reglamento y los procedimientos para cada caso como las mociones de orden, las preguntas al orador principal, las participaciones por alusiones, determinar si procede dar o no la palabra a alguien que la solicita, exigir orden o silencio, solicitar que se retiren personas distintas a los Senadores del pleno, entre otros.

Las y los Senadores que integramos la 64 legislatura esperamos que haya una decisión basada en la equidad y que aseguremos un perfil con un liderazgo reconocido por todos los partidos representados en la Cámara Alta para presidir este importante órgano legislativo. La persona elegida para ocupar la Presidencia debe estar consciente de la pluralidad ideológica del país, de la institucionalidad que este foro legislativo amerita, de la democracia en la que está basada nuestra República, el estricto apego a la legalidad y una imparcialidad a prueba de cualquier interés particular.

Esperamos que la decisión que tomen los grupos parlamentarios y la que tomemos las y los Senadores respecto de quién habrá de presidir la Cámara Alta para el Segundo Año Legislativo, abonen a un buen ambiente en el cual desahogaremos los trabajos de los siguientes meses, que tendrá temas esenciales para el Estado mexicano y sus ciudadanos.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo