La residencia de Björk es el mejor espectáculo del 2019

Por Ricardo Tinajero

Cuando la comunidad artística se une para solidarizarse con miembro de su gremio para honrarle, eso se llama hermandad. Pues me tocó ser invitado al evento donde la  Secretaria de Cultura y el Instituto Nacional Bellas Artes y Literatura rindieron homenaje al primer actor Héctor Bonilla.

El marco perfecto fue el teatro Julio Castillo, donde este histrión diera sus primeros pasos sobre el escenario. Nunca me imaginé que fuera contemporáneo y compartiera trayectoria con Susana Alexander, Julieta Egurrola, Patricio Castillo. Ni que tampoco fuera quien alentara a Damián Alcázar y tío de Mario Iván Martínez.

A ellos se les invito ese día a subir al escenario para hablar de este maravilloso compañero. Eso se convirtió en una sabrosa charla entre luminarias, lleno de anécdotas, las cuales nos hacían reír, conocimos las manías, su entorno familiar, su disciplina y su forma de ver la vida, que para él es el teatro.

Todo esto me puso a pensar, si yo tuviera 80 años, también quisiera estar rodeado de la gente que quiero y amo. Que fortuna que los homenajes a estas leyendas de la actuación y que han dado todo por la cultura, su gremio y por la pasión al oficio, se los hagan en vida. Ya que pienso que es inyectarles vida y un estímulo. Rodeado de la gran comunidad artística que lo vio crecer. ¡Larga vida a don Héctor Bonilla!

La que está en México es Björk, presentando su residencia “Cornucopia”. Para este mandaron traer una carpa de una dimensiones impresionantes dónde caben 4 mil personas por noche. El show es producido por ella y dirigido por la cineasta Lucrecia Martel. Es un teatro digital; desde que llegas, entras al recinto y comienza la experiencia.

De repente vas escuchando los sonidos de aves en movimiento y parece que estás en una jungla debido al maravilloso sonido que tiene este montaje. Pero la perspectiva cambia cuando te topas con una estructura de metal enorme, que son las gradas que tienen más de 20 metros de alto. Y cuando caminas por los pasillos laterales puedes apreciar el gran escenario. Una vez que apagan las luces comienza la magia.

Siempre acompañada de un coro 100 por ciento mexicano que fue preparado para esta residencia. El audio es impresionante, ya que es 360 grados -sientes que pasan junto a ti las aves volando- la multimedia es majestuosa, comienza al centro del escenario y posteriormente se va hacia las orillas y sale, para desplazarse por todas partes.

No cabe duda que este es uno de los mejores espectáculos que han tocado tierras aztecas y que en verdad vale cada peso que se paga por ver a esta islandesa. El último concierto será el próximo 30 de agosto. ¿Y ustedes ya tienen su boleto?

Los invito a que me sugieran, comenten y también me recomienden lo que les gusta. Mis redes sociales son: Twitter @Tinajas, Instagram @tinajas75 y nos vemos la próxima semana.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo