¿Aliado o enemigo del dinero?

Este domingo te comparto algunos buenos consejos para hacernos aliados de nuestras finanzas

Por Helios Herrera

¿Quién podría estar peleado con el dinero? Si bien no es el fin último, es un buen recurso para
vivir y estar bien.

Este domingo te comparto algunos buenos consejos para hacernos aliados de
nuestras finanzas; es decir, tips prácticos que, si los hacemos parte de nuestra rutina diaria, serán
de gran ayuda para el cuidado de nuestro dinero del presente y la generación de más dinero en el
futuro.
1. No te ahorques. Da igual si es mucho o poco, evita gastar lo mismo o más de lo que ganas
mensualmente. A veces nos es muy fácil decir “pago esto y el mes que entra me repongo”, pero lo
único que realmente estás haciendo, es ir acumulando una especie de gota de agua en un vaso,
que en algún momento se va a derramar. Mi mayor consejo, te repito, es que no gaste más del
dinero real con el que cuentas, o cuentan en familia, mes con mes.

2. Crea un ahorro. Ahorrar es una de las claves del éxito financiero, mes con mes destina una
cantidad a una cuenta de banco “intocable”. A veces pensamos que “¿cómo ahorrar si apenas
salgo con el gasto?”, pero realmente no se necesita una gran cantidad para ello, puedes empezar
juntando aquellas moneditas que van apareciendo por aquí y por allá; cuando menos lo pienses,
tendrás un cochinito para destinar a algo en especial.

3. No es terapéutico. Deja de utilizar el dinero como solución a los problemas, cada gasto
innecesario te aleja de un balance económico. Algunas veces queremos quitar nuestras penas con
los amigos en alguna salida por la noche, o comprar el juguete al niño porque no lo hemos podido
ver, o esa blusita nueva para la depresión; pero lo único que estamos generando es un gasto que
podríamos fácilmente evitar y destinar para otras situaciones.

4. Inversión inteligente. El dinero eleva más su valor cuando está en movimiento que guardado
debajo del colchón, aprovecha cada oportunidad. Si de repente te llegó una lanita extra por alguna
chamaba, o ves que junto con alguien pueden empezar a comprar algún terrenito o local; no dejes
ir el momento, pareciera que el dinero vale más cuando se pueden palpar los billetes con la mano;
sin embargo, grandes autores actuales sobre el tema de finanzas, afirman que es mejor convertir
esos billetes en algo donde puedas caminar; es decir, hacer inversiones que en un futuro te
redituarán más que en el presente el dinero por sí mismo.

5. Vamos para viejitos. Siempre se ve lejano y hasta es un tema que ni queremos hablar de él pero
todos, si la vida así lo permite, llegaremos a una edad en la que, no por falta de ganas, sino por
limitaciones propias de la edad, nos será más complejo seguir con las actividades que hacemos
diario y por lo tanto generaremos menos dinero; es por esto que no hay que dejar para mañana lo
que tenemos que hacer hoy, el día del retiro llega más pronto de lo que nos imaginamos y hay que
trabajar por tener una vejez digna.

6. No hay que depender de un solo trabajo. Entre más diversificado tengas tu dinero e inversiones,
evitarás perder todo de repente si algo sale mal con alguno. Imaginemos que por algo te corren
del trabajo de un día a otro y toda la economía tuya y de tu familia se ve en crisis, por supuesto
que será más difícil salir de ella en lo que encuentras otro trabajo porque los gastos siguen su
marcha normal. Siempre ten algo alterno que te de una entrada de dinero extra.

 

7. Paga lo que debes. Lo mejor sería que no llegues a tener deudas, pero si por alguna razón es así,
esfuérzate por pagarla lo más pronto posible, prívate un tiempo de gastos de placer y utilízalos
para ir bajando la deuda. Mucha gente utiliza las deudas como estilo de vida; sin embargo, no trae
nada bueno emocionalmente para el deudor ni para quienes lo rodean.

8. Más vale prevenir. Ojalá nunca los utilices ni nadie de tus seres queridos, pero tener seguro de
gastos médicos será la diferencia entre una crisis o estabilidad financiera. Revisa las oportunidades
que puedas tener para ello, infórmate de todo aquello que pueda beneficiarte en este sentido, y si
por ahí no es la cosa, ten siempre un colchón para cualquier imprevisto de salud.

9. El testamento. Llegará el día en que lo que tengas, sea mucho o poco, será de alguien más. Evita
dejar tus bienes intestados y problemas a los tuyos. Jamás pensamos en esto y dejamos que la
vida, literal, se nos vaya y luego los problemas familiares aparecen más fuertes que nunca por ver
quién se queda con qué, o cómo se divide el pastel.

10. El dinero realmente no vale. Si realmente queremos dinero, lo primero que tenemos que
entender es que sólo es un medio y una herramienta. Si trabajamos todos los días a marchas
forzadas sólo por buscar dinero y más dinero y más dinero, éste difícilmente fluirá en tu vida. En
cambio, si trabajamos con enfoque y pasión, todos nuestros esfuerzos se verás retribuidos. Por
otra parte, jamás lo interpongas a tu familia y amigos, recuerda que la felicidad no se compra.
Pues aquí los diez consejos para cuidar nuestra lanita, siempre es bueno poner atención a este
tema. Con cuidar no me refiero a no gastarlo y guardarlo, sino en utilizarlo de manera adecuada y
con planeación para hacer que rinda de la mejor manera posible. Está en ti comenzar a
implementarlo y así hacerte aliado de tus finanzas.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo