Convivir con la oposición

Por David Olivo

Con notable esfuerzo, la nueva oposición al Gobierno en turno se consolida con cada decisión y batalla ganada, dando una crítica cada vez más precisa a la Cuarta Transformación. Y no debe quedar duda de ello, pues es a través del señalamiento sin reparos a los excesos cometidos desde el poder, donde se integra la verdadera identidad de las fuerzas políticas que, ahora, juegan el papel de minorías.

Así es la democracia y estas son las herramientas del cambio. Tan evidentes que sin ellas sería imposible esculpir el camino, pues cualquier gobierno con una oposición débil y dejada impediría el avance natural de cualquier país. Y lo digo con toda convicción, ya que los reclamos justos de Acción Nacional en la Cámara de Diputados dieron resultados, haciendo abandonar a Porfirio Muñoz Ledo su ambición por reelegirse en el cargo.

Y así como llegó la tentación de mantener el poder, fue rechazada, más de fuerza que de gusto; horrando la Ley Orgánica del Congreso, donde se estima la alternar de las fuerzas políticas en la dirección de la Cámara baja. Pero lo realmente resaltante en este tema es la comprobación de la existencia de un grupo dentro de las filas de Morena que busca prolongar su estancia en el poder y que ven con malos ojos a la oposición. ¡Ya es innegable!

Están convencidos que perpetuar los mandatos de sus gobiernos es la fórmula para enderezar la política mexicana de norte a sur, pero lo que ignoran conscientemente es la violación de las normas que juraron defender. Es obvio que esta cábala impulsó la Ley Bonilla, la cual con sucias tretas busca darle la vuelta a la ley para ampliar el periodo del gobernador electo de dos a cinco años.

En sus términos y en este tema, se dicen agraviados, ya que, según dicen, el entonces candidato Jaime Bonilla se inscribió al Proceso antes de cambiar los términos de la misma; sin embargo, parecen desconocer que la Reforma para esta elección se realizó en 2014.

Aún peor, sus argumentos señalan una y otra vez que la ciudadanía de Baja California está conforme con la ampliación, lo cual parece darles armas para convocar a una Consulta Pública al respecto. Así nomás, ignorando que la ley estatal prohíbe cualquier consulta en materia electoral.

Este panorama, que se propaga en distintas partes del país, formula un gran desafío, porque de imponerse el lado radical de Morena, la capacidad de llegar acuerdos con la oposición podría ser nula, paralizando el trabajo legislativo en el Congreso de la Unión. Particularmente en el Senado, donde el Partido en el poder carece de la mayoría calificada para pasar sus políticas troncales.

Más allá de esta situación, la primera fuerza de oposición, Acción Nacional, lejos de cerrar las vías de comunicación, se ha mantenido abierto al dialogo, escuchando los argumentos y no sus conveniencias partidistas. Ejemplo claro se dio con la Guardia Nacional, tema en que se defendió el mando civil del organismo y se rechazó la propuesta cuantas veces fue necesario, hasta que se integró la limitante para militares en servicio.

Por ello, dinamitar el dialogo por parte de la corriente radical de Morena, representa un riesgo que podría incrementar el número de violaciones a la Constitución y a la autonomía de estados y organismos. Tal y como fue en la toma violenta del Congreso de Quintana Roo, donde la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional condenó los actos de la fuerza política que participó en el atentado.

Convivir con la oposición y sobretodo escuchar lo que tiene que decir es lo que concreta a la democracia, debilitando el apetito desmedido de poder de la nueva clase política gobernante y alejándonos de un estado de ingobernabilidad.

¿Y qué opina el presidente Andrés Manuel López Obrador de estos temas?, pues siendo el político que es se ha mostrado en contra de cualquier acción que paralice el país. Habrá que esperar las próximas acciones de gobierno, pero lo que apostar por el respeto y el diálogo es el camino correcto para construir la democracia que todos esperamos.

 

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo