¿Qué anunció GM de México al presentar el Chevrolet Onix?

El Onix, sin duda, hizo sonreír a los distribuidores cuando lo vieron, pues saben que este auto está listo para incrementar su cuota de mercado

Por Guillermo Lira

En 2015, la señora Mary Barra, CEO de GM a nivel mundial, llegó a nuestro país con grandes noticias y a celebrar el 80 aniversario de la empresa en México. El anuncio fue certero con una nueva inversión de 800 millones de dólares, adicionales a los cinco mil que había ya habían comprometido. La primera cantidad era para el desarrollo de una nueva plataforma que diera como resultado una familia de vehículos que entre ellos pudiera haber un hatchback, un sedán y un crossover. De hecho, en esa ocasión se anunció que serían vehículos que tuvieran conectividad, seguridad y gran eficiencia de combustible y que la nueva gama se produciría en países como México, Brasil, China e India. Hoy 2019, recibimos la noticia más importante que resulta de aquella visita de Mary Barra cinco años después, un nuevo auto a producirse en la planta de San Luis Potosí, con el motor ensamblado en su planta de Coahuila y que se venderá aquí y además se exportará hacia el sur del continente.

Sin duda, General Motors conoce el mercado a nivel mundial y sus características por región y desde hace cinco años –lo que tardó el auto en desarrollarse y tener las primeras unidades– ya venía viendo cómo ser líder en el país y atacar al mayor mercado de manera frontal.

La fórmula se llama Onix, un sedán que llegará para el primer trimestre de 2020 y, con el segmento de sedanes compactos, cambiará y Chevrolet estará cubierto de una manera frontal en uno de los nichos más competitivos del mercado nacional. No hay que olvidar que quien gane mercado en este segmento es quien gana la atesorada cuota de mercado. Las características que lo hacen un arma letal para la competencia son que está hecho en México, con la flexibilidad que le daría a planeación de producto para ofrecer, equipamientos, versiones y ediciones especiales, así como adaptaciones rápidas y, si la plataforma permite más tipos de carrocería, estaríamos ante una ofensiva magnífica de la marca. Es una ventaja, pues en este segmento varios son importados de plantas distantes.

El precio deberá ser el correcto y el de mayor competencia por la producción en México, menor logística que otros para llegar a distribuidoras. Este cliente requiere de varias cosas, pero la primera es eficiencia de combustible y ya estamos analizando una cifra de las mejores por ser un motor de tres cilindros, nuevo, sin adaptaciones, con la economía como objetivo desde que se creó, seguramente nos sorprenderá con sus cifras de consumo y potencia, que serán anunciadas hacia el fin de año o inicios del que sigue.

Lo que se requiere es sentirse en un auto moderno y eso lo han logrado con sistemas de conectividad totales y pantallas de información al conductor, no hay conectividad que no tenga el auto – hasta de cargador inalámbrico dispone— , aderece con una gran seguridad para familias como las seis bolsas de aire en todos sus niveles de precio.

Ahora, piense que a la vez que se hizo el auto, por lo menos se desarrollaron 35 partes exclusivas para personalización, con lo que el cliente puede escoger hacerlo maás exclusivo, más deportivo y enfocado a trabajo diario.

El Onix, sin duda, hizo sonreír a los distribuidores cuando lo vieron, pues saben que este auto está listo para incrementar su cuota de mercado y complementar una gama amplia con sus BEAT, Aveo, Spark y Cavalier, pero con una oferta totalmente actualizada en tecnología y seguridad, que significa nuevos clientes en un nicho vital para ganar en un mercado que fortalecerá a la empresa en estos años de volumen a la baja en el país.

Bien por Onix y su desarrollo multidisciplinario mundial, General Motors da entendimiento de negocio al desarrollar este auto para mercados como México y dejarlo con lo mejor de su tecnología.

Mary Barra, en aquella histórica visita, anunció lo que la tercera década del siglo y el viaje a los 90 años de GM de México les garantiza a empresa, distribuidores y clientes una fortaleza única en el mercado.

Por cierto, que, el número mágico de la noche de presentación de Onix fueron los 20.5 mil millones de dólares que compra GM en México anualmente, sólo en autopartes.

De aquí al fin de año los Chevrolet que más se querrán manejar y analizar, y que no tendrá precio hacerlo, serán el Onix y el Corvette de nueva generación que también esta confirmado para el próximo año.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo