Cómo ser estrella de la música y no morir en el intento

Por Jessie Cervantes

Hoy ser una estrella en la industria de la música, ganarse la vida dando conciertos o componiendo y produciendo canciones es cada vez más difícil. Y es que sin importar el género, dedicarse a este complicado arte se vuelve un reto mucho porque sobran las plataformas y vías de exposición de las canciones, por ello la constancia debe ser el nombre del juego ya que más que nunca hay que estar sobre la marcha sacando y sacando material.

Hoy la inmediatez de la atmósfera digital exige presencia las 24 horas. Hoy los fans quieren todo de sus estrellas o artistas favoritos. La demanda del público es mayor, evidentemente la proximidad con las canciones e, incluso, con el artista se acortó, haciendo de la relación del ser humano con la música algo mucho más íntimo y personal, algo muy emocional.

Mientras hay algunos que se rinden y dejan su sueño a la mitad, existen personajes de la talla de Nicky Jam, quien ya encontró en su mayor anhelo la oportunidad perfecta para hacer que las personas vuelvan a sentir.

Nicky Jam, con más de un cuarto de siglo de trayectoria que lo avala como uno de los más grandes en su género, descubrió que la clave para mantenerse vigente es saber descifrar a la gente, ver más allá e interpretar lo que las personas quieren del cantante y compositor, para traducirlo en una serie de éxitos globales que han sido lanzados por este bostoniano de corazón latino.

En el marco del concierto EXA, Nicky nos comenta: “Yo siempre trato de pensar que la música tiene que pararme los pelos a mí, y si eso pasa, entonces hará lo mismo con la gente. La mayoría de las veces he tenido razón; pero muchas otras no. Hay veces que he fallado y hay ocasiones en que eso no me ha funcionado, pero cuando tengo esa corazonada y las canciones a mí me conmueven, generalmente le gustan al público. Entonces hay que aprender a escuchar, a sentir y a dejarse llevar por el instinto”, es claro que el corazón juega un papel trascendental; y quien no arriesga, no gana.

El estadounidense ha entendido que formar parte de un género que está reventando en casi todo el mundo implica, entre otras cosas, un avance a marchas forzadas, donde siempre el más fuerte, el que más innova, el que más sorprenda, será quién permanezca; pero que también hay otras cualidades, y por eso trabaja constantemente en ser el más humano, el más humilde, el más empático con su gente.

“Hay muchos artistas que ahora mismo están en la movida. Son artistas grandes, y yo ya voy por mi sexto año girando y gracias a Dios, sigo aquí. Todavía estoy activo con la música y por ello estoy más que agradecido con Dios y obviamente con el público que son los que me quieren y los que me tienen aquí, y escuchan mi música y compran mi música. Gracias a ellos yo sigo trabajando y lo agradezco infinitamente”.

Consciente de que el camino a la cima le ha permitido dejar un legado importante en el género urbano, asegura que la clave del éxito de cualquier persona es tener los pies en la tierra y trabajar como si fuera tu último día.

Gracias a personajes de la talla de Nicky Jam es que hoy en día sabemos que la música es el arte más directo, pues entra por el oído, pero va directo al corazón.

Larga vida a Nicky Jam.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo