La sorpresiva renuncia de Medina Mora

Por Indira Kempis Martínez

El problema de Medina Mora no es de ahora. Es del proceso desde su ingreso a la Suprema Corte de Justicia, siendo cercano a Enrique Peña Nieto. Quizá lo que realmente sorprende de su renuncia es la rapidez con la que se dio, su negación rotunda a explicar razones y que lo hizo en medio del conflicto que se tiene en Nuevo León respecto a las “Broncofirmas”, incluso firmando un documento que aparentemente se “copió” de un caso municipal.

¿Quién es capaz de salir por la puerta de atrás sin dar motivos? Sólo alguien que también entró sin que hubiera los motivos suficientes. Entonces, aquí lo más importante sería conocer cuáles son las razones para que todos dejemos de especular y pensar mal.

Pero más allá, necesitamos reconsiderar el proceso de selección. No puede ser esto arbitrario, no en la entrada, tampoco en la salida. Tenemos que aceptar la vulnerabilidad de un poder que se consideraba blindado ante cualquier circunstancia que por falta de transparencia ni siquiera podemos conocer.

Se pone en evidencia las relaciones de poder político que en nada abonan a la discusión de un fortalecimiento institucional y de división de poderes. Entonces, sí, lo que viene no sólo es cuestionarnos quién va a ocupar su lugar, qué vínculos tendrá con el Presidente (que evidentemente importa) y en qué va a derivar la deuda pendiente que le dejó a Nuevo León. Sino, ¡la falta de transparencia en todo este embrollo! No podemos hacer de eso una “anécdota” que sea destino.

Nos debemos una explicación sobre las “causas graves”. Nos merecemos un proceso de selección claro, porque insisto. El problema de Medina Mora no fue su renuncia, fue desde el origen: su ingreso. Entonces, ahí está el detalle para no repetir tales “culebrones” llenos de confusión y hasta me atrevo a escribir: de mentiras que convienen a algunos.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo