Viviendo la peor crisis de inseguridad

Por Mariana Gómez del Campo

Parece que poco a poco nos acercamos a un punto de no retorno por la violencia que impera en el país; la escena de camionetas calcinadas que en su interior tenían los restos de niños pequeños y sus madres ha impactado en la sociedad mexicana quien pregunta nuevamente al gobierno federal ¿cuál es la estrategia para combatir al crimen organizado?

Lo sucedido en los límites de Sonora y Chihuahua lamentablemente no es la primera, ni la única, ni la última de las masacres perpetradas por la delincuencia, pero cimbra a los mexicanos por el grado de crueldad. Lo que más angustia es la respuesta de López Obrador tras lo sucedido tanto en Culiacán como en Sonora porque es reveladora: en el primer evento se rodeó de niños que lo alababan, en la segunda ocasión se reunió con uno de sus jugadores de baseball favoritos. El grado de frivolidad del tabasqueño supera cualquier límite.

Las altas expectativas de los ciudadanos no son fruto de la casualidad o de un discurso incendiario de la oposición, sino de la propia campaña de López Obrador quien aseguró una y otra vez que desde el día uno de su gobierno se terminaría la inseguridad, la violencia y las masacres. Nada más alejado de la realidad, en lo que va de su administración podemos contar las siguientes matanzas: Minatitlán (14 muertos), Acapulco (5 asesinados), Uruapan (20 cuerpos colgados), Coatzacoalcos (30 muertos), Cuernavaca (5 asesinados), Aguililla (14 policías emboscados) e Iguala (14 civiles muertos y un militar).

No, el panorama no es alentador porque la violencia devora a México ante la mirada omisa de las autoridades federales que prometieron una nueva estrategia, que durante años responsabilizaron a las administraciones en funciones de los asesinatos pero que hoy, ya en el poder, parecen no entender la dimensión del problema que enfrentan.

Desde la oposición somos conscientes de que, en materia de seguridad, no hay soluciones inmediatas, pero también sabemos que sin una estrategia clara y coordinada es imposible combatir la violencia. El gobierno mexicano ha optado por replegar a las fuerzas del Estado argumentando que protege vidas; sin embargo, en su intento por parecer “humanista” lo que ha hecho es colocarse una soga al cuello y darle rienda suelta a los delincuentes que saben que, si son capaces de sembrar terror en las calles, el gobierno no actuará.

Ante el fracaso de la política de seguridad, el gobierno prefiere asediar periodistas o perseguir tuiteros críticos con el régimen morenista. El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en su comparecencia en el Congreso, se vio orillado a recurrir al discurso ideológico de descalificación porque fue incapaz de explicar qué espera para renunciar a su cargo.

La nacionalidad estadounidense de las víctimas de la masacre en Sonora, ha colocado a México en el debate político en Estados Unidos. Para republicanos y demócratas, la situación está fuera de control. Trump ha aprovechado la ocasión para sacar raja política del tema afirmando que la violencia es una razón más para construir su añorado muro, pero incluso ha ido más lejos ofreciendo al gobierno mexicano intervenir para combatir a los cárteles de la droga. Si bien la cooperación con nuestro vecino del norte es necesaria, el primer paso debe ser frenar el paso de armas ilegales a territorio mexicano.

López está empeñado en hacer historia y prometió transformar México, sus votantes supusieron que era para bien, pero la realidad muestra todo lo contrario. El oficialismo debe comprender que es imposible que haya una transformación sin seguridad. El 2019 se ha convertido en el año más sangriento en la historia moderna de nuestro país y el gobierno sigue distraído desarticulando las instituciones que hacían de nuestra nación una democracia en desarrollo. Por cierto, esta semana será crucial lo que ocurra con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en el Senado, una vez más pretenden apoderarse de esta institución autónoma encargada de velar los derechos humanos. Al tiempo…

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo