CNDH transparente por respeto a las víctimas

Por Indira Kempis Martínez

Las trayectorias en la defensa y lucha por los derechos humanos las tenemos que respetar en un país donde esto es una proeza contracorriente de los gobiernos que hemos tenido. Pero la legitimidad de la Presidencia de la institución que representa la Comisión Nacional de Derechos Humanos requiere algo más que defensa de los derechos. Y es ahí cuando debemos pasar del debate personal al institucional.

Por eso, debemos hacer un llamado tanto a quienes ponen en tela de duda la designación de Rosario Piedra Ibarra como quienes la defienden, a que se demuestre que no se tiene nada qué temer. La transparencia es el mejor antídoto ante los cuestionamientos en los que se ha visto envuelta no sólo esta persona, sino la terna y en sí mismo el Senado de México.

Por eso, me parece sensato, el llamado, por ejemplo, del Senador Emilio Álvarez Icaza a que por respeto a las víctimas (todas las víctimas) se reconsidere el proceso. Esto se lo debemos pedir a quienes hoy estamos implicados en corresponsabilidad u omisión sobre algo tan delicado como una designación así en tiempos de mucha vulnerabilidad en derechos humanos en este país.

Varios senadores hemos sigo cuestionados en una votación que, precisamente, para evitar estas cosas, es secreta (es decir, por cédula). En mi derecho de ocultar el sentido de mi voto, he apostado por darlo conocer públicamente como una forma de dar señales de que no tendríamos por qué ser tan cuestionados.

Grave es para el Senado pasar por esta designación como un fraude o un capricho. Sino es así, aclarémoslo y si sí, se hizo una promesa “que la Nación nos lo demande”.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo