Cuidado con tu dinero

Por Luis Wertman Zaslav

Con la anticipación de algunas cadenas comerciales, hoy ya estamos en plena temporada del llamado “Buen Fin”, este ejercicio de consumo que ha tenido éxito cada año para impulsar las ventas al menudeo en una temporada tradicionalmente baja, previa a Navidad.

Ahora tocará en medio de un “puente” por la suspensión de clases este viernes y el próximo lunes, lo que hará un fin de semana largo con ofertas, descuentos y promociones, por lo que también lo será de oportunidades para la delincuencia en la Ciudad de México y en el resto del país.

Para prevenir cualquier incidente desagradable, y empezar a prepararnos para el fin del año, vale la pena tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

Hagamos un presupuesto. Si ya hay una lista que hemos acordado en familia sobre las cosas que necesitamos o simplemente contamos con el dinero para darnos varios “gustos”, en la medida de lo posible, anotémoslos ante de acudir a las tiendas, centros comerciales o puntos de venta. Un presupuesto nos obliga a llevar sólo el dinero que necesitamos para lo que queremos, los gastos de comida y transporte, sin sobrepasarnos.

Ojo con el uso del crédito. Las tarjetas de crédito son instrumentos con tasas reales altas, que debemos utilizar con cuidado, no son dinero adicional, sino un mero préstamo a un mes. Salir con efectivo, más las tarjetas, y pensar que se tiene el doble o triple de liquidez es un error.

Planeen una ruta. Si ya contamos con un presupuesto, tenemos calculados los gastos adicionales para ir de compras y decidimos no salir con demasiado efectivo y tarjetas bancarias, entonces demos la menor cantidad de oportunidad posible a quienes viven de robarnos. Acordemos el horario más conveniente, las distancias donde hemos encontrado las oportunidades que deseamos aprovechar, y un cálculo estimado del tiempo de regreso.

Si prestamos atención al reciente intento de asalto ocurrido en la entrada del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe, hace unos días, entenderemos el modus operandi que tiene este tipo de criminales en momentos con el Buen Fin. El concesionario de la cafetería de la escuela hace un retiro en ventanilla por más de 10 mil pesos (si no lo haría en el cajero automático), alguien adentro de la sucursal o personal cómplice dentro de la misma lo identifica, pasa la información a los asaltantes que están afuera, de preferencia en una motoneta o motocicleta de bajo cilindraje para poder escapar en el tráfico; alcanzan a la víctima, lo amenazan con un arma de fuego y le quitan el dinero.

Por lo general, la idea de esta clase de delincuentes no es asesinar, ya que consideran a su víctima como un cliente susceptible de ser atacado en otra ocasión; sin embargo, sí llevan la intención clara de herir para evitar la menor resistencia posible, aunque en una situación de tal adrenalina, al criminal le da lo mismo cualquiera de los dos resultados.

No obstante, su incentivo es obtener el dinero que se acaba de retirar o el que saben que tenemos para ir de compras en un momento específico como el Buen Fin, la entrega del aguinaldo o el reparto de utilidades a finales del año.

Nuestra defensa es no darles oportunidad de saber si contamos con ese dinero o esas tarjetas. También el de usar nuestro tiempo de manera eficiente, porque ellos no pueden estar todo el tiempo especulando, ni tampoco cuenta con visión de rayos X.

La Policía tiene la obligación de proporcionarnos seguridad y debemos acudir a ellos cuando veamos cualquier señal sospechosa durante nuestras compras, pero nos toca a nosotros como consumidores reducir las oportunidades que necesita el delincuente para afectarnos.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo