Frente a un gobierno fallido, la movilización ciudadana

Por Mariana Gómez del Campo

El gobierno de López Obrador pasará a la historia por sumir a nuestro país en una crisis integral que no tendrá buenos resultados. Hoy el panorama es oscuro, lo que morena vendió como una transformación se ha convertido en un gobierno de errores, improvisaciones y omisiones que tarde o temprano le pasarán una factura muy alta al país.

En materia de seguridad, tenemos los peores números en las últimas dos décadas. La cifra de homicidios ya supera los 30 mil en este año que se convertirá en el más violento de la historia moderna de nuestro país; en lo que va de 2019, se han registrado 53 matanzas con al menos 411 muertos y 90 lesionados. Los feminicidios siguen incrementándose: de enero a octubre de este año, han asesinado a 3 mil 142 mujeres, lo que significa un terrible promedio de diez mujeres al día.

La cancelación del Seguro Popular pone en riesgo la salud de más de 55 millones de mexicanos y el desabasto de medicamentos golpea a los más vulnerables entre los que se cuentan los niños con cáncer cuyos tratamientos han sido obligados a suspender.

La economía está totalmente estancada; lejos se quedó la meta del seis, cuatro o dos por ciento prometidas en campaña por López. Según la estimación del Banco de México, nuestro país apenas crecerá 0.2% en el mejor de los casos. El desempleo sigue incrementándose, datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) indican que en octubre alcanzó el 3.6%, la más alta desde diciembre de 2016.

Los tres proyectos insignia del gobierno siguen sin reportar avances reales, aunque se les destinarán casi 53 mil millones de dólares del presupuesto federal en 2020. El Aeropuerto de Santa Lucía sigue presentando problemas de diseño, el Tren Maya no logra el visto bueno de los pueblos indígenas mediante una consulta formal y el terreno Refinería de Dos Bocas se ha inundado repetidamente por las fuertes lluvias de las últimas semanas.

El secuestro de las instituciones del Estado mexicano es una realidad. Mediante un proceso evidentemente fraudulento, se nombró una titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos cercana al presidente y militante del partido en el poder que va a bailar al son que le toquen desde Palacio Nacional. La mayoría morenista en el Congreso tiene en la mira al Instituto Nacional Electoral y quieren la cabeza del actual presidente del organismo porque pretenden adueñarse de ese organismo para controlar los procesos electorales de 2021 que renovará la Cámara de Diputados y 13 gubernaturas.

La política exterior de México cada día es más vergonzosa. Mientras le dan trato de rey a Evo Morales que fue expulsado de Bolivia por los ciudadanos, la Guardia Nacional caza migrantes convirtiendo al territorio mexicano en el muro de Donald Trump. Hoy los votos de México en los foros internacionales van en el mismo sentido que los de Cuba, Nicaragua y Venezuela convirtiéndonos en cómplices de las dictaduras latinoamericanas.

En tan solo un año, López Obrador ha demostrado su incapacidad para gobernar. Su estrategia ha sido victimizarse cuando toma decisiones equivocadas. Ha mostrado su frivolidad y soberbia recibiendo a sus jugadores de béisbol favoritos, pero negándose a recibir a activistas.

Es por ello que los ciudadanos decidimos movilizarnos libremente este domingo en distintas ciudades del país, a un año del inicio de una administración que sigue pensando que gobernar es una carrera de popularidad. Como ciudadanos debemos tomar las riendas de la nación y hacer que nuestros argumentos sean escuchados. Quiero ser clara, la intención no es enfrentarnos a quienes simpatizan con el gobierno, no se trata de un conflicto entre mexicanos, sino es exigirle al tabasqueño que empiece a actuar con responsabilidad dejando de lado el discurso de campaña y se enfoque en dar resultados. México no puede seguir con políticas improvisadas basadas en el voluntarismo presidencial.

Hoy más que nunca, nuestro país necesita que los demócratas unamos fuerzas y levantemos la voz porque el devenir de México está en juego. No debemos permitir que la soberbia de un populista como López empeñe el futuro de las próximas generaciones. Si no actuamos hoy, mañana podría ser demasiado tarde. Al tiempo…

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo