Unidad ante las adversidades

Por Mónica Fernández Balboa

En muchas ocasiones se ha señalado que el problema de las drogas en el mundo rebasa las fronteras, ya que es un fenómeno que afecta a todas las sociedades y, por tanto, ocupa parte importante de la agenda internacional. México tiene una participación activa, en ese sentido, para encontrar soluciones conjuntas sobre ese tema.

Sin embargo, para los mexicanos es inaceptable cualquier intención injerencista que provenga de otra nación. Por eso, las instituciones mexicanas están actuando con firmeza y al mismo tiempo con prudencia para dejar en claro que nada ni nadie puede atentar contra nuestra dignidad y, mucho menos, contra nuestra soberanía.

En ese sentido, el país entero asumió en unidad que las advertencias que provienen desde el extranjero deben ser rechazadas. Por eso, el Senado de la República aprobó, con el respaldo de todas las fuerzas políticas, un acuerdo en su sesión del jueves pasado en el que se reitera que la aplicación de la ley, en nuestro territorio, es una cuestión que solo nos compete a los mexicanos, sin perjuicio de la cooperación internacional que se requiere en el combate a la delincuencia organizada.

Las autoridades de nuestro país, incluyendo a los distintos poderes, están yendo por el camino correcto. A nivel interno se está actuando dentro del marco de la legalidad para disminuir la violencia y perseguir los ilícitos y en las relaciones internacionales se aplican de manera rigurosa los principios constitucionales de la política exterior que consisten en la autodeterminación de los pueblos, la no intervención, la solución pacífica de las controversias, la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza, la igualdad jurídica de los Estados, la cooperación para el desarrollo y la protección y promoción de los derechos humanos.

Ante las advertencias del extranjero, México, la sociedad y sus instituciones nos mantenemos unidos con la plena certeza de que, en esta como en otras ocasiones, saldremos fortalecidos frente a la adversidad a través del diálogo y la construcción de acuerdos para acabar con uno de los mayores flagelos que vivimos como son las actividades de la delincuencia organizada.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo