Insabi: Salud ahora sí para todos

Por César Cravioto

Una enfermedad puede ocasionar gastos catastróficos. La pérdida de la salud es una de las mayores preocupaciones de todo ser humano, y lo es aún más si se carece de servicios de seguridad social.

La protección a la salud es un derecho irrevocable y esencial para toda persona y, como tal, los criterios del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), son la universalidad, la igualdad y la inclusión que carecía el Seguro Popular, que se regía por un exceso de procesos normativos y restringía el derecho a la salud pues no cubría la mayoría de las enfermedades y no proporcionaba los medicamentos indispensables.

Todos los servidores públicos tenemos que atender a las personas que no tienen que pagar ni por la atención médica ni por los medicamentos, en eso consiste el derecho a la salud, y la posición activa del Estado ante la protección de la salud de los ciudadanos.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), brazo operativo del Sistema de Salud, brindará servicios médicos gratuitos en el primer y segundo nivel de atención, y el presidente López Obrador ha comentado que se tendrá que ir resolviendo lo de las llamadas cuotas de recuperación (para el tercer nivel de atención) porque, en efecto, eso impide que el servicio sea gratuito. “Esto se da mucho en hospitales de especialidades, pero se va a llegar a un acuerdo”, dijo.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum manifestó a su vez, su solidaridad hacia el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), organismo que “busca garantizar la salud como un derecho y no como con el Seguro Popular que asumía que la salud era una mercancía”.

Para garantizar paulatinamente a las personas sin seguridad social, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), reclutará más médicos y enfermeras, mejorará la infraestructura, basificará a su personal y cuidará que no falten los medicamentos. No se suspenderán partos u operaciones programadas, y los pacientes con VIH o cáncer seguirán su tratamiento.

Con el propósito de desincentivar la corrupción y el dispendio, se estableció en la nueva ley que los estados podrán firmar acuerdos con la Federación para que las compras de medicamentos e insumos se hagan de manera consolidada, para optimizar recursos y lograr así mayores ahorros.

Sin embargo, no han faltado las resistencias ante el cambio del Sistema de salud pública, ya que ocho Estados no han firmado el convenio o carta de intención para que desaparezca el Seguro Popular o que se centralice el sector salud a nivel federal.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no es obligatorio que los Estados firmen el convenio con el Gobierno federal para que los gobernadores se adhieran al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), “esto no implicará que dejen de recibir los recursos que les corresponden”..

Ha asegurado también, que se mejorará la dotación de medicamentos y no faltarán médicos ni especialistas. La meta es tener un servicio de salud como Canadá y Dinamarca con personal médico capacitado, medicamentos y equipo hospitalario en buen estado y condiciones sanitarias adecuadas. Así, el Estado está garantizando el derecho a la salud para todos.

Los derechohabientes que cuenten con seguridad social seguirán recibiendo atención en los centros de salud del IMSS, Issste, Pemex, Sedena y Semar.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), acabará con la desigualdad en los servicios de salud. Estas son acciones del buen gobierno, que apenas hace 13 meses hubieran sido inimaginables para aquellos que no cuentan con seguridad social.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo