Frente a los feminicidios, el silencio es criminal

Por Mariana Gómez del Campo

“Andrés Manuel, el silencio es criminal” era uno de los lemas que se leía en la manifestación de feministas afuera de Palacio Nacional el viernes 14 de febrero, quienes levantaban la voz por la inacción del gobierno ante el incremento de feminicidios.

Lo anterior porque la llamada 4T –como en la mayoría de los temas sensibles– no tiene una estrategia clara para enfrentar la crisis. Prueba de ello es que, en el primer año de la administración de López Obrador, los feminicidios se incrementaron 16%. Tan sólo en los primeros 45 días de este año se han registrado más de 250 asesinatos de mujeres.

Mientras varias mujeres se manifestaban afuera de Palacio Nacional, López Obrador lucía molesto porque los medios de comunicación le cuestionaban sobre las acciones de su gobierno sobre el tema de los feminicidios. La crisis es real. Según datos del Inegi, 66% de las mexicanas han enfrentado violencia, 43% han sufrido agresiones de su pareja, 57% de las muertes son con arma blanca y una de cada tres mueren en su casa.

Pese a todo ello, solamente uno de cada cinco homicidios de mujeres se investiga como feminicidio. Es innegable que los temas de mujeres no son una prioridad real para el presidente porque, de serlo, no hubiera cancelado las estancias infantiles afectando a más de 300 mil madres trabajadoras; tampoco hubiera suprimido el programa de refugios para mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar dejándolas en el desamparo y expuestas a ser asesinadas; mucho menos hubiera desaparecido el Seguro Popular dejando a las millones de mujeres con cáncer de mama sin acceso a la salud, particularmente cuando esa enfermedad es la primera causa de muerte en las mujeres mayores de 15 años.

La indolencia y frivolidad del inquilino de Palacio Nacional ante el panorama adverso para las mujeres en México es tal que sigue empeñado en distraer a la opinión pública con la supuesta rifa del avión presidencial, al grado que invitó a cenar a los empresarios más importantes del país para pasarles la charola y saber cuántos “cachitos” van a vender.

Si la mitad del esfuerzo y de la voluntad política que ha invertido en la supuesta rifa del avión la pusiera en el tema de feminicidios, un fenómeno que implica la pérdida de vidas, otra sería la situación en el país, ya que desde la presidencia han movilizado a secretarios de Estado, legisladores y empresarios, se le han dedicado horas en las mañaneras, se ha decidido condonar impuestos a los ganadores y hasta se pretende cambiar la ley para darle viabilidad. ¿No podrían hacer el mismo esfuerzo para evitar que a las mujeres nos sigan asesinando? Tal vez no es así porque las víctimas de feminicidio ya no votan.

En un país donde asesinan a 10 mujeres al día, el presidente sigue responsabilizando a los demás y no se asume como Jefe del Estado mexicano. Lo más lamentable es que las integrantes de morena que se envuelven en las banderas del feminismo, hoy guardan silencio ante el desprecio del líder de su partido a esos temas.

El caso de Ingrid Escamilla cimbró a la sociedad mexicana por la brutalidad de su asesinato por parte de su pareja sentimental, y por la revictimización que supuso la difusión de las fotografías que mostraban su cuerpo, lo que provocó que los ciudadanos se solidarizaran y compartieran en redes sociales paisajes con el nombre de la víctima para que las horribles imágenes sean casi imposibles de encontrar.

Su muerte muestra que el modelo de protección de mujeres en este país no funciona y que la brutalidad se está incrementando; el gobierno federal debe dejar de lado el discurso del complot y la guerra sucia, como ha calificado a la crisis de feminicidios, y asumir su responsabilidad antes de que sea todavía más grave porque hoy es el peor momento para ser mujer en México. Al tiempo…

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo