Una resistencia brutal

Por César Cravioto

Ya sabíamos que así sería. La resistencia al cambio es dura, agresiva. Ante el combate a la desigualdad hay grandes opositores; muchos intereses de los grupos de poder han sido trastocados. Los lujos, los dispendios y la opulencia han llegado a su fin, para dar lugar al combate frontal a la pobreza y la desigualdad.

Hay tensión y divergencias, y una campaña brutal contra el gobierno actual que tiene importantes desafíos y obstáculos; pero afortunadamente la mayoría de los ciudadanos están a favor de la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, con una aprobación ciudadana del 72 por ciento, según encuesta de El Financiero, con fecha del 6 de enero de 2020.

El Presidente recibió como herencia de los gobiernos neoliberales un país inmerso en la desigualdad con 52 millones 400 mil pobres (más de la mitad de la población) de los cuales 9 millones 300 mil viven en la pobreza extrema.

En contraste un dato suscrito en el libro Hacia una Economía Moral de su autoría refiere que: “en julio de 1988, cuando Salinas de Gortari fue impuesto mediante un fraude electoral, en la lista de la revista Forbes, solo aparecía una familia mexicana, la de los Garza Sada con 2 mil millones de dólares.; pero al finalizar aquel sexenio ya estaban incorporados a este listado otros 24 mexicanos, que poseían en conjunto 44 mil millones de dólares. Casi todos habían sido beneficiados con empresas, minas y bancos que habían sido propiedad de los mexicanos.

Luego de estar colocado en 1988 en el lugar 26 entre los países del mundo con más multimillonarios, en 1994 México escaló el cuarto sitio en el numero de las personas más ricas del mundo, solo por debajo de Estados Unidos, Japón y Alemania.

“Una minoría que ha lucrado con el influyentismo, ésa es la causa principal de la desigualdad económica y social, y por extensión de la inseguridad y violencia que padecemos”, sostiene AMLO.

En un país con casi 44 por ciento de su población en condiciones de pobreza, y una de las brechas de desigualdad más grandes de América Latina, durante esta administración se ha ejercido un cambio estructural profundo y un viraje a un gobierno atento a las causas sociales para tomar en cuenta la mayoría de los mexicanos y no a unos cuantos privilegiados, para justamente acortar las brechas.

Para AMLO la diferencia entre unos ciudadanos y otros es clara: “las oportunidades son circunstancias azarosas y temporales o concesiones discrecionales sujetas a término que se le presentan a un afortunado entre muchos y pueden ser aprovechadas o no; los derechos en cambio son inmanentes a la persona, irrenunciables, universales y de cumplimiento obligatorio. El derecho a la vida, a la integridad física a la propiedad está siendo garantizado por medio de la Estrategia Nacional de Justicia, Paz y Seguridad 2018-2024.

El principio fundamental de AMLO sigue siendo el mismo desde hace cuatro décadas: “por el bien de todos, primero los pobres”.

Como jefe de Gobierno de la ciudad de México (2000 a 2005), López Obrador fundó el Programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores de setenta años. A éste, desde la Presidencia se han sumado: el Programa Nacional de Reconstrucción, el Programa Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, el Programa Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro; el Programa de Mejoramiento Urbano y Vivienda.

En materia económica se implementó el Banco del Bienestar y se están creando también 13 mil Centros Integradores de Servicios Comunitarios. La SEP tiene la tarea de dignificar los centros escolares con el Programa La Escuela es Nuestra y en marzo de 2019 iniciaron sus actividades las Universidades para el Bienestar Benito Juárez.

Todo lo anterior responde a las claves de un Estado con sentido y visión social.

Ya lo decía Franklin Roosevelt: “El reto del progreso no está en añadir más a los que tienen mucho, sino en proveer lo suficiente a los que tienen poco”.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo