Despídete de las personas y las relaciones tóxicas

Por Yazmín Alessandrini

Entender el macrocosmos de las relaciones tóxicas es una labor compleja, casi titánica. Hacerle entender a una persona que está inmersa en una dinámica envenenada o pretender hacer entrar en razón a alguien de personalidad tóxica que está afectando a su pareja, a sí misma y a su entorno, resulta más difícil de lo que muchos suponemos, porque aquellos seres humanos que forman parte de un vínculo viciado por la toxicidad son muy parecidos a esos adictos al alcohol o a las drogas que en una primera instancia no quieren aceptar que padecen de una enfermedad y que requieren de tratamiento para curarse de ella.

Pero como en el tango, del que se dice se requiere de dos para bailarlo, en las relaciones tóxicas también. Y es que cuando se trata de este tipo de núcleos emocionales lo cierto es que sus dos componentes están afectados, porque ambos presentan personalidades proclives a causar daño al otro y a sí mismos, lo que deriva en que llegado el momento uno de los dos (o incluso los dos) comenzará a sentirse juzgado, desvalorizado, manipulado, amenazado, acosado, maltratado e incluso aterrorizado.

Por lo tanto, si consideras que en estos momentos al ser parte de una relación experimentas uno o más de estos sentimientos, es importante que busques salir de ella y ponerte a salvo. Y no, no estoy exagerando.

Las personas tóxicas son como “vampiros energéticos”, cuya presencia en la existencia de otros seres humanos se traduce en automático como una seria amenaza para la estabilidad emocional de quienes se ven expuestos a las sinergias que ejecutan esta clase de individuos.

Está claro que las relaciones humanas, principalmente las amistosas y las de pareja, constantemente se están nutriendo de las aportaciones mutuas que se hacen los involucrados, lo que define a la perfección lo que conocemos como el sentido de la corresponsabilidad. Al existir un trato igual entre uno y otro, la consecuencia lógica de esto nos va a presentar una constante y satisfactoria retroalimentación que fortalecerá a sus protagonistas en todos los aspectos.

Sin embargo, cuando no resulta ser así, cuando las personas se muestran incapaces de flotar en dinámicas de retroalimentación positiva, lo en lo se sea cae es en una serie de patrones de pesimismo que poco a poco contagian a todo aquel que se ve expuesto a ellos.

Sentir desconfianza en uno mismo, presentar una baja autoestima, mostrarnos incapaces de salir de la frustración y de la envidia frente a sucesos en los que otras personas resultan beneficiadas, aliarnos permanentemente al enojo por nuestra circunstancia de vida en lugar de luchar para revertir el mal momento por el que estamos atravesando… hay muchos motivos que consciente o inconscientemente nos van convirtiendo en personas tóxicas que, por lógica, acaban siendo parte de relaciones tóxicas.

La madre de todas estas tribulaciones definitivamente es la actitud… la mala actitud. Cuando somos desconfiados, celosos, despreciativos, poco corteses, egoístas, testarudos, manipuladores, chantajistas, mentirosos y proclives a culpar a todo el mundo de nuestras desgracias, en lugar de responsabilizarnos por aquello que hacemos mal y de nuestra propiedad realidad, acabamos por dinamitar nuestras relaciones personales y también a aquellos que nos rodean. Por eso hay que ser muy cuidadosos cuando el desgaste emocional se hace presente en nuestro sistema, porque en el corto plazo también nuestra salud física también se verá afectada.

Si eres parte de una relación tóxica y constantemente vives bajo el estrés de una persona que abusa de ti y te victimiza  permanentemente, lo más seguro es que eres dueñ@ de una autoestima muy baja. Urge que te desprendas de esa mala actitud en la que estás y que te alejes de quien te está provocando daño. Si eres capaz de detectar que vives en una relación tóxica y también ya lograste identificar cuáles son las cosas que tu pareja utilizar para lastimarte, entonces también tienes la fortaleza para tomar decisiones inmediatas en tu beneficio. ¡Libérate ya!

Y no olviden que todos los sábados a la medianoche los espero en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (por favor chequen su sistema de cable predilecto para verificar la nomenclatura de los canales).

E-mail: [email protected]

Twitter: @yalessandrini1

Website: www.lapoliticamedarisa.mx

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo