De Oaxaca para el mundo

Por Jessie Cervantes

La música es de los detonadores emocionales claves del carácter de la sociedad. Con la pandemia que afecta al mundo, la música es el alimento perfecto para unirnos a la raíz de nuestro país y al núcleo de nuestras familias.

La vida nos ha obligado a enfrentar momentos de autodescubrimiento, pues el encierro no es más que una oportunidad que nos puso el destino para conocernos, explorarnos y llenarnos de todo lo emocional que en algún momento nos faltó. Desde Oaxaca, y acompañada de una contagiosa sonrisa y de su privilegiada voz, Lila Downs se sabe feliz y ensimismada, pues ha logrado conectar con ella misma.

“De pronto la felicidad me invade. Aprovecho el tiempo para estar más en familia, para conocer más a la familia y a mí misma, porque de pronto te acuerdas de algo que tú sentías hace mil años y te das ese permiso de reencontrarte contigo mismo”.

Sabemos que la inspiración está –de por vida– ligada con ella y esta época ha servido no sólo para explotarla al máximo, sino para presentar cosas nuevas.

“Voy bastante bien con la inspiración, estamos presentando este tema que se llama El silencio, que justamente lo compuse regresando de una gira que hice hace más de mes y medio. En la gira por Arizona y Texas recuerdo que el bajista y el guitarrista decían que se sentían mal, entonces mejor me encerré y de ahí fue de donde empezó esta reflexión sobre lo que venía y lo que sentía, como esos sueños, esas pesadillas que uno tiene a veces que sientes que viene un tsunami y entonces eso lo narra la canción”.

La cantante explicó que, aunque a veces duele, la inspiración llega en momentos difíciles y es importante saber tomar las riendas o simplemente dejarlo pasar.

“Creo que la inspiración se da en contextos así, creo que el ser humano cuando se encuentra, salen de las experiencias rectas, y de las cosas que son difíciles de enfrentar y, en parte, el encierro de estar en la soledad con uno mismo y compartir ese sentimiento, es la belleza del arte y por eso el arte es tan importante en estos tiempos, porque si podemos compartir lo que siente un ser humano con todos los demás, es una especie de terapia social”.

Así es como Lila Downs no sólo comparte con nosotros sus canciones, sino que también comparteel pensamiento y consciencia, haciendo frente a la situación y con la mirada puesta en el mañana que nos aguarda para cuando el mundo salga de la pausa en la que se encuentra.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo