Semáforo y responsabilidad ciudadana

Por Héctor Escalante

Parece que ahora sí y después de un sin número de pifias, descoordinación entre autoridades y anuncios anticipados, el país se encamina al semáforo naranja en buena parte de su territorio. Los mensajes contradictorios han abonado al desorden ciudadano para enfrentar la pandemia y en ese contexto nos dirigimos a la nueva, nueva normalidad.

Las críticas a la autoridad respecto al trabajo contra la pandemia son con razón, sin embargo, vale la pena señalar que buena parte de los ciudadanos hacen caso omiso a las recomendaciones internacionales, nacionales y locales para evitar el contagio. Todos los días vemos en distintos puntos del país gente que no tiene ningún cuidado al salir a la calle y al realizar sus actividades, aun cuando no son prioritarias.

El temor de un repunte en casos de contagios de coronavirus es real, mientras no exista una vacuna -que este año será muy difícil que se dé- es un riesgo latente que regresemos al color rojo en el semáforo de manera regular. Mucho tendrán que ver los ciudadanos, en la medida de que no se le preste importancia a lo que implica la nueva normalidad.

Hoy se necesita de mucha capacidad para comprender, a pesar de cansancio, que la pandemia no está cerca de desaparecer. Si los ciudadanos no actúan con sensatez, la posibilidad de un rebrote con números catastróficos es real.

Sabemos que los mensajes contradictorios de las autoridades van a continuar. Desde el uso o no uso de cubre bocas, que ya suena mas a necedad de subsecretario Hugo López Gatell de no utilizarlo, pero también la ida y vuelta del color naranja a rojo en los distintos estados del país, son ejemplos que la nueva normalidad no tiene mucho de normal.

El país hoy tiene un reto distinto, el encierro que toleraron la mayoría de los ciudadanos es una primera fase de la resistencia, a continuación, llegará la fase en la que los ciudadanos tendrán que respetar las normas, esas que muchos no le toman importancia, pero que si se quiebran de manera masiva podrían terminar en un desastre nacional.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo