Nunca estás [email protected]: pide ayuda

Por Salvador Guerrero Chiprés

No existe nadie que no haya necesitado ayuda al menos una vez en la vida y en esta contingencia la situación no es distinta. A veces, podemos necesitar un contacto para un arreglo en nuestra casa o para recibir un consejo amigo. Sin embargo, hay momentos de crisis en los que no sabemos cómo librar la angustia, estrés, depresión o tristeza profunda, agudizada quizá por el confinamiento o el desconfinamiento, según sea el caso.

Parecería irónico que cuando más lo necesitamos, más nos cuesta solicitar auxilio. Sin embargo, es completamente comprensible tener miedo a ser juzgado o a que nadie responda del otro lado.

Lo cierto es que los episodios de crisis suceden, a veces, de forma inesperada. Las emociones no conocen horarios ni diferencian entre días laborales o vacaciones. Un ataque de miedo o pánico no va a esperar a que estemos acompañados, a la luz del día, en un lunes o miércoles. De hecho, suelen presentarse en soledad y de madrugada.

En el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México lo sabemos y en esta pandemia nos solidarizamos con quienes más lo necesitan para brindar atención psicológica gratis por medio de la Línea de Seguridad y el Chat de Confianza de WhatsApp 55 5533-5533. Durante la pandemia, hemos recibido miles de mensajes o llamadas de de personas que necesitan Primeros Auxilios Psicológicos.

Notamos que el 39 por ciento de las atenciones contra depresión e incluso suicidio o depresión suceden entre las dos y las siete de la mañana. Gracias a que contamos con un equipo de profesionales, que atienden empáticamente 24/7, con la capacitación necesaria hemos logrado disuadir, en un 100 por ciento, a todas las personas que han intentado quitarse la vida.

Para quienes tomar el teléfono es un paso enorme y casi imposible, tenemos el WhatsApp que se presenta como más inmediato, casual y cercano para audiencias jóvenes.

Es cierto que cada persona es distinta, que cada quien tiene problemas diferentes y puede manejarlos de mejor o peor manera. Pero si tú necesitas ayuda y por alguna casualidad estás leyendo este texto en tu celular, en tu computadora, quiero decirte: ten paciencia contigo mismo y no te juzgues.

No está mal sentirte mal; no te debilita necesitar ayuda. Escúchate y deja que otras personas te escuchen.

Por más difícil que parezca la situación, no estás solo, no estás sola. La ayuda está incluso a un mensaje de distancia. Así sean las dos de la tarde o la una de la mañana. Del otro lado del “en línea” de nuestro WhatsApp hay una persona dispuesta a escucharte.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo